.

.
.

martes, 31 de octubre de 2006

Como el perro y el gato


Si digo que los políticos siempre miran por sus intereses electorales, no estoy descubriendo la fórmula de la Coca-Cola. Ellos dependen del voto de los ciudadanos para conseguir el poder, y aprovechan cualquier fenómeno de masas para dar la nota.

Que hay una guerra abierta entre el PP y el PSOE (y a la inversa) tampoco es nada nuevo; y en el 90 por ciento de los casos, si uno dice blanco, el otro por norma, dice negro. Hasta aquí sigo sin descubrir nada nuevo. Pero la vela, por desgracia, tampoco se ha salvado de estas peleas políticas.

Esto lo cuento porqué repasando la prensa de los últimos días, he visto que el PP ha anunciado que presentará una proposición no de ley, para que la salida desde Alicante de la Volvo Ocean Race en 2008, sea declarada de interés público. Según su portavoz Eduardo Zaplana, hay discriminación política con respecto a lo que acordó el ejecutivo con la salida del mismo evento desde Vigo en 2005. Pero a lo mejor Zaplana no recuerda que en Galicia, en aquella época gobernaba el PP y en Madrid el PSOE (aunque en la fecha de la salida, ya había habido cambio de gobierno en la Xunta con el PSOE y el BNG) y la resolución se había tomado con anterioridad a este cambio de gobierno autonómico.

Al mismo tiempo que el PP anunciaba esta enmienda, la semana pasada el Gobierno socialista y del que es Ministro de Economía el alicantino Pedro Solbes incluía, en los presupuestos de 2007, una enmienda de su propio grupo, en la que solicitaba los máximos beneficios fiscales a las empresas que patrocinarán el evento y un consorcio para la canalización de inversiones en Alicante. Con lo que Zaplana aunque llegó tarde, sí le sirvió para hacer ruido.

Precisamente en la presentación el 28 de septiembre en Alicante, estaban como máximos representantes políticos, el Presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps -que todo hay que decirlo, es uno de los grandes valedores de que la próxima VOR salga de su Comunidad- y el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky -que siempre está en donde sabe que hay una cámara e intentar brillar- en cambio, unos días después de la presentación, el propio Gobierno desaconsejaba que la regata fuera declarada de forma "excepcional de interés público", pero la foto ya estaba hecha. Después viendo lo que se les avecinaba, les tocó rectificar a marchar forzadas.

Si tan importante es ahora la vela para el Gobierno, ¿por qué el CSD de Lissavetzky no puso un poco más de interés en las últimas elecciones a la RFEV, y ahora éstas a lo mejor no estarían hoy en los Juzgados, como sí están?. Yo les doy la respuesta: Porqué no da votos.

Los políticos -sean del color que sean-, utilizan lo que haga falta por intentar captar a nuevos votantes -en este caso los alicantinos-; pero no me parece lo más 'deportivo' echarse los trastos a la cabeza para demostrar quien da o quien pide más. Espero que al final de esta disputa quien salga beneficiada sea la vela, pero esta imagen que están dado por ver quien capitaliza el evento, no creo que sea la más recomendable.


En la foto de Jeremy Troughton, se ve a los políticos en los dos extremos aguantando el trofeo de la VOR: Jaime Lissavetzky (izquierda) del PSOE y Francisco Camps (derecha) del PP. En el centro, el alcalde de Alicante Luís Díaz Alperi y el director general de la VOR, Gleen Bourke.

lunes, 30 de octubre de 2006

Manu Weiller: ¿Un Spithill o un Barker en potencia?

Mucho se ha hablado de la conveniencia de tener a Karol Jablonski, un polaco a la caña de Desafío Español; el segundo es un danés Jesper Radich y como tercer caña ¿Santi López-Vázquez?, pues no me lo creo. Al cántabro no le han dejado coger la rueda del Iberdrola ni en un solo flight.

En dos años a López-Vázquez sólo le han dado bola en un acto de flota y en los entrenamientos. Tenemos a dos cañas extranjeros mediocres en el equipo español, pero ¿qué le vamos a hacer?. Y mientras tanto a los propios españoles, ni una sola oportunidad.

Todo esto lo digo porqué en estos dos últimos años ha explotado un regatista llamado Manu Weiller, tiene 22 años, y los ‘cerebros’ del desafío seguro que dirán que no tiene experiencia y que es muy joven. Sí es cierto es joven, pero da la circunstancia que es el mejor especialista de match race que hay en España y el pasado fin de semana se merendó a todos los participantes en el Master de Bayona, incluidos a los del Desafío Español y a los del China Team. Weiller es el actual campeón de España de Match Race, este año ha ganado también entre otros, el Mundial de Platú 25, la BMW Sailing Cup en Palma y en enfrentamientos en otros match race ha ganado a Bertrand Pacé, Phillipe Presti, Cameron Dunn y al propio Radich. En el circuito Transpac 52’, el Siemens y el Aifos, ya han contado con él en algunas ocasiones.

Pero para apuestas jóvenes, en su momento, yo les daré dos nombres. ¿Les suenan un tal James Spithill y un tal Dean Barker?. Creo que sí ¿no?. Pues a estos dos cañas, el primero hoy está en el Luna Rossa y el segundo en el Team New Zealand, les dieron la oportunidad con apenas con 20 años. Spithill a la caña del Young Australia y con 27 años esta será su tercera Copa América. Por su parte Dean Barker, tuvo su primera toma de contacto con un equipo de Copa América con 22 y con 26 su mentor Russell Coutts le dio la responsabilidad de coger la caña en el último enfrentamiento de Copa América en el 2000 ante Prada.

En España es distinto. ¿Porqué no se puede dar la oportunidad a los jóvenes valores?. Siempre hay que recurrir a los mismos y en este caso y lo más lamentable, siendo lo que ha sido y sigue siendo España en el mundo de la vela, parece que es mejor ir a buscar regatistas foráneos y de segundo nivel, que apostar por nuestra gente. Para aspirar a ser cuartos en la Copa Louis Vuitton con el presupuesto que tenemos (60 millones de euros), nos podríamos haber quedado con los de casa.

Pero claro, en el Desafío Español no tenemos a Syd Fisher y Russell Coutts, los descubridores de aquellos jóvenes…pero ahora me temo que ya es demasiado tarde.


En la foto, la tripulación de Manu Weiller (en el centro de la imagen de rojo), durante la entrega de premios del Master de España en Bayona

sábado, 28 de octubre de 2006

Aún nos queda mucho

En el último año han salido de España dos regatas de Vuelta al Mundo: La Volvo Ocean Race desde Vigo y la Velux 5 Oceans desde Bilbao, y en 2008 la VOR volverá a hacerlo desde Alicante. ¡Vaya sobredosis de vela oceánica tenemos!.

Pero bueno, algo es algo, al menos lo que parece claro es que algo está cambiando. Esto si lo comparamos con la tradición transoceánica de Francia y de Gran Bretaña, da la risa. Precisamente este fin de semana hay otra salida de una de las grandes regatas en solitario, la Ruta del Ron entre Saint-Malo y la isla caribeña de Guadalupe, con un recorrido de 3543 millas.

Pues bien, este domingo 74 barcos estarán en la línea de salida en Saint-Malo. Vean y juzguen. Precisamente el viernes me llamó desde la ciudad francesa el compañero de la revista Navegar, Dury Alonso, que no se pierde ni una; allí está con Albert Bargués, que es el jefe de tierra y Luis Guervos, responsable de temas electrónicos del barco Sill&Veolia del regatista francés Roland Jourdian. Dury me contaba que el jueves cuando se abrió el village, fueron miles las personas que se acercaron a ver los barcos; con lo que el domingo no me quiero imaginar la fiesta que se va a montar. Esto es tener tradición de vela.

Con esto quiero decir que en España se han organizado competiciones de este estilo, como fue The Race en Barcelona en el 2000 o las recientes salidas de vueltas al mundo, que sin duda fueron un espectáculo, o la próxima Barcelona World Race; pero no luego no tienen continuidad.

En cambio en Francia son clásicas y los aficionados las esperan con impaciencia año tras año: la Vendée Globe, la Ruta del Ron, la Jacques Vabre, éstas cada cuatro años; la Mini Transat cada dos y la Figaro, anualmente. En Inglaterra, tres cuartos de lo mismo con The Transat; aunque los ingleses han visto que en España se paga mucho dinero y por salen de nuestras aguas la VOR y la Velux 5 Oceans (antigua BOC Challenge). No nos engañemos. No se ha traído aquí estas regatas sólo porque España sea muy bonita.

A lo mejor sería el momento de plantearse la posibilidad de tener también al menos una regata transoceánica de alto nivel y que se convirtiera en una clásica y no como lo que está ocurriendo ahora, en que las salidas se están convirtiendo en una subasta a ver que ciudad o comunidad pone más dinero encima de la mesa y el negocio al final es de unos pocos. Y claro, cuando ya han salido los barcos: “si te he visto no me acuerdo” y a por otro postor.

Aunque sea sólo por esta vez, aprendamos de nuestros vecinos.

Imagen del puerto de Saint-Malo, con miles de aficionados contemplando los barcos antes de la salida.

viernes, 27 de octubre de 2006

Baiona: Cuna del match race

Estos días se está celebrando en aguas de Baiona el Master de España de Match Race. Cada año por esta época otoñal se celebra en su ría esta competición y me viene a la cabeza el recuerdo de aquellas primeras ediciones, en lo que se llamó Open de España de Match Race.

El Open de España, nació a mediados de los años 90. Recuerdo que la primera edición fue con los cinco J-24 que había adquirido la Federación, hasta que poco después el club compró los Figaro, y que tanto rendimiento le han sacado después.

Allí se puso en marcha aquel añorado circuito español de match race por zonas y que acababa con una gran final del Campeonato de España.

Pero Baiona fue la pionera en España en esto del match, y es de justicia reconocerlo. Por ahí pasaron los mejores especialistas del mundo. Hasta se consiguió reunir a los finalistas de la Copa América de 2000 y rememorar aunque fuera con los Figaro aquella final entre Team New Zealand con Russell Coutts y Prada con Francesco de Angelis, y que por cierto, en el enfrentamiento de Bayona, el italiano se tomó la revancha y le ganó. También pasaron por Bayona regatistas como Jochen Shumann, Thierry Peponnet, Bertrand Pacé, Luis Doreste, Pedro Campos, Jordi Calafat, Santi López-Vázquez, Luc Pillot, Edie W. Owen y así un largo etcétera de especialistas en match race, y que hoy están casi todos ellos en equipos importantes de Copa América.

En la actualidad se combina el presente y futuro, con regatistas como Manu Weiller o José María Ponce, con otros que tuvieron la gran suerte de vivir la época dorada como Iñaki Castañer o Javier Aguado. En la edición de este año hay dos representantes de equipos de Copa América, por parte del Desafío Español está Marcos Iglesias y del China Team Pierre Mas.

Ahora el Master ha tomado otro rumbo. Cierto es que económicamente aguantar aquel nivel era muy complicado, pero Baiona no quiso perder comba y se ha mantenido hasta hoy -año tras año-, organizando esta regata de match race, que es sin duda, un ejemplo para toda España.

Años más tarde otros clubes siguieron su ejemploc. Es el caso de Calpe –que organiza muchísimas regatas de match, tanto masculinas como femeninas, de gran nivel-, Puerto Calero, L’Escala, Vigo y Palma, y que también han apostado por esta disciplina.

Pero el Monte Real fue el primero.


La tradicional foto de los patrones en el Master de España de Baiona. En la parte superior, de izquierda a derecha: Álvaro Marinho, Alberto García, Marcos Iglesias, Manu Weiller y Javier Aguado. En la parte inferior: Dani Maestre, José Mª Ponce, Pierre Mas, Iñaki Castañer y Nacho Campos. La foto es de Salvador Sas

jueves, 26 de octubre de 2006

Natàlia renuncia a volver al Olimpo


La doble medallista olímpica Natàlia Via-Dufresne ha decidido no participar en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

Aquella regatista anónima que saltó a la fama, con tan solo 19 años, tras conseguir una medalla de plata en Barcelona 92’ en la clase Europe, fue diploma en Sydney 2000 y que luego repitió éxito en Atenas 2004 en 470 junto a Sandra Azón, ha ‘colgado las botas’, como se diría en el argot futbolístico.

Y lo ha hecho después de meditarlo mucho y en donde ha imperado la cabeza por delante del corazón. Yo estoy seguro de que si a Natàlia le dejan preparar los próximos Juegos Olímpicos a su manera, con su propio plan de entrenamientos, estoy convencido que volvía de China con una tercera medalla colgada en el cuello. Una deportista que tiene dos medallas olímpicas, tendría derecho de por sí, de poder decidir donde y como debe hacer su preparación.

Natàlia ya hacía tiempo que me había dicho en conversaciones de amigo, que cada vez lo tenía menos claro; pero hace apenas un mes en Ibiza, me comentó que en el Mundial de 470 que se había disputado en China hacía unos días, se hubiera visto capacitada para dar guerra. Esto me hizo pensar que a lo mejor recuperaría la ilusión, pero la semana pasada, cuando en TV3, lo confirmaba en una entrevista a Miquel Ribas, y al día siguiente se hacían eco también Mundo Deportivo, Sport y El 9, se me apagó la luz. Aunque yo entiendo perfectamente a Natàlia.

Las explicaciones del porque no sigue han sido muy claritas (lean el reportaje completo de Agustí Bernaus en el diario Sport), pero yo les adelantaré lo que creo que es más destacado “en la Federación no han cambiado demasiado las cosas ni tienen la más mínima consideración por ser quien eres”. Via-Dufresne tiene su vida y su carrera profesional montada en Barcelona, es socia junto a un grupo de exdeportistas de la empresa leaders*factory; y ya no es una niña a la que se la pueda mandar de un lado a otro y más por interés y empeño personal de Gerardo Pombo, que obliga a los regatistas pre-olímpicos a concentrarse a Santander. Y lo que tampoco entiendo, es que pueda ocurrir lo siguiente: “la falta de medios y la situación que se me presentaba no me motivaban demasiado”, decía a Sport ¿Qué triste, verdad?. A medida que leía la entrevista, mi iba entrando cada vez más pena.

Creo que son situaciones que tendrían que hacer reflexionar, por ejemplo, al Consejo Superior de Deportes, y pedir explicaciones a la Federación de Gerardo Pombo, de a donde van los millones de euros de subvención que pagan cada año. Si una medallista olímpica, con posibilidades de repetir éxito en Pekín, no recibe el máximo de las ayudas, ¿A dónde va el dinero?. Pero el CSD ya ha demostrado en multitud de ocasiones que pasa de todo. Ahora sólo le interesa saber el porque la selección de fútbol no estará en los JJ.OO. y por esto el Secretario de Estado, Jaime Lissavetzky, citará a Villar (como explica en este este artículo Enrique Ortego en ABC). Lissavetzky ¿También citará a Pombo?. No creo. En el fútbol es más fácil salir en la foto. Prefiero no seguir haciéndome preguntas de esta índole. Juzguen ustedes mismos.

Es por ello que entiendo que Via-Dufresne no quiera perder más el tiempo y haya decidido dar carpetazo. Evidentemente seguirá dentro del mundo de la vela, pero ya centrada en el crucero y sin tener que depender de los federativos. En los dos últimos años ya ha navegado y ha sido la imagen del barco Santa Ana. Ofertas para navegar no le van a faltar. Sin ir más lejos hace unos días fue la patrona del ‘Sin Pelo’ un Grand Surprise 30 que ganó el Trofeo Tanit en Vilanova; también se ha hecho con los mandos de un Platú 25, un monotipo emergente en España y de buen seguro que la temporada que viene la veremos navegando y ganando regatas, que es lo que ella sabe.

Pero Natàlia seguirá siendo la de siempre, amiga de sus amigos y tan humilde como siempre, pero deportivamente seguro que se hubiera podido despedir con unos Juegos Olímpicos y seguro con un tercer metal. Pero no le han dejado.

miércoles, 25 de octubre de 2006

K.O. técnico


No se asusten por el titular de hoy. No les voy a hablar de boxeo. Yo sigo con lo mío, con la vela.

El pasado fin de semana les hablé de una regata que salía de Bilbao llamada Velux 5 Oceans (véase artículo del sábado día 21 de octubre titulado Son de otra pasta). Se trata de una Vuelta al Mundo con dos escalas. Pues bien. En esta ocasión para la mayoría de participantes será como mínimo de tres escalas.

Les explico. Los que viven en el norte y el oeste de la península habrán podido comprobar las continuas borrascas que están entrando estos días por toda la costa occidental. Pues una de estas borrascas fue la que pillaron la primera y segunda noche los seis intrépidos que partieron felices desde Bilbao el pasado domingo camino de Australia.

Se esperaban vientos fuertes y las predicciones fallaron, ya que no daban esta bestialidad. ¿Quién dijo que el Cabo de Hornos es el peor escenario?. Pues el Atlántico Norte y en consecuencia nuestro Mar Cantábrico, cuando se enfada no se queda corto. De los seis participantes, cuatro ayer ya tuvieron que buscar un puerto con urgencia. Los vientos llegaron a soplar con una intensidad de hasta 70 nudos (a partir de 64 se considera huracán) y las olas llegaron a los 14 metros. Lo que podía haber sido un buen prólogo hasta Finisterre, se convirtió en un auténtico infierno.

El primero en pisar tierra firme fue Alex Thomson con el Hugo Boss, llegó al puerto de Gijón ayer por la mañana, con una de sus velas de proa destrozada. Los otros dos británicos, Mike Golding con el Ecover, se dirigía a La Coruña y Sir Robin Knox-Johnston explicó que había volcado con su Saga Insurance y había dado con el palo en el agua tras una racha de 72 nudos, y al que se le espera entre hoy y mañana también al mismo puerto gallego; aunque los rumores apuntan a que abandonará definitivamente. Y finalmente el español Unai Basurko, que ha decidido volver con su Pakea a Getxo, para hacer las reparaciones pertinentes y volver a salir.

Mientras tanto por ahora sólo hay dos ‘supervivientes’. El suizo Bernard Stamm con el Cheminées Poujoulat, que es el líder de la regata y que ya ha pasado a unas millas a la altura de la Isla de Ons y el japonés Kojiro Shiraishi con el Spirit of Yukoh, que se dirigía hacia el norte en busca de mejores condiciones. Pero a estos dos no les espera, ni mucho menos, un camino de rosas, sinó que entra una nueva y potente borrasca, que se prevee más dura que la que ya han pasado. ¡Que Dios les coja confesados!.

A este paso, esta vuelta al mundo se puede convertir en media vuelta a la Península Ibérica. Cuando todavía no llevan ni el 1% de las millas recorridas, ya hay cuatro K.O. técnicos.

¡Esto promete!.

Les aconsejo que hagan un clic sobre la foto de onEdition (situada en la parte superior derecha de este artículo), y al ampliarla verán con más detalle, las espeluznantes rachas de más de 50 nudos de viento barriendo el Mar Cantábrico y con el Cheminées Poujoulat pasándolas canutas.

PD: Y desde aquí quiero dar la bienvenida a un nuevo blogger, mi amigo Nicolás Terry, que se ha animado con esto de las nuevas tecnologías y hoy se estrena con un blog, que aconsejo que no dejen de visitar ni un solo día. ¡No se arrepentirán!. Y también la vuelta a la actividad internauta de mi compañero y amigo de Mundo Deportivo, José María Miedes, en donde cuenta sus vivencias personales y comenta algunas noticias de la actualidad.

martes, 24 de octubre de 2006

Y tras 20 años en Xàbia ¡por fin nueva savia!


En un país democrático, que haya elecciones es lo más normal. Lo mismo ocurre en los clubes náuticos en los que habitualmente cada cuatro años hay unos comicios. Hasta aquí todo bien. Pero la historia que les contaré corresponde a un club que tiene cincuenta años de antigüedad y hacía más de veinte que no había habido votaciones a presidente y junta directiva. No es que fuera una situación irregular, ni mucho menos, sino que hasta ahora no había habido ninguna candidatura alternativa.

Me refiero al Club Náutico de Jávea o Xàbia, como prefieran. Durante los últimos casi veinte años presidió este club de la costa alicantina José Salinas Buigues, que a su vez había heredado el cargo, ya que era vice-presidente de aquella junta directiva de los años 80 y fue el encargado en el año 1986 de coger el relevo ya como presidente. A partir de ahí el club entró en una oligarquía, y claro, después de tantos años sin aparecer ninguna candidatura, la junta directiva se acabó creyendo que el club era suyo. Pero por primera vez en veinte años les surgió una oposición, nacida por el descontento de buena parte de la masa social por la gestión de los últimos años. La alternativa venía encabezada por Arturo Miquel.

El club necesitaba una urgente modernización. Salinas decidió no presentarse a las elecciones y para ello dejó como delfín al hasta el momento su comodoro, José Luis Aliaga. Según Salinas en su carta de despedida “para dejar paso a nuevas personas, más jóvenes y con nuevas ideas”. (¿?).

Mientras tanto, la otra candidatura, la de Miquel, realmente sí llevaba a gente nueva, más joven y con nuevas ideas: un campeón del mundo de pesca, Cristóbal Miravet como vice-presidente, otros deportistas de primer nivel como los regatistas del Fermax Dani Maestre y Eloy Herrero -éste último, nuevo comodoro-, un Catedrático de la Universidad Politénica de Valencia, Rafael García Bartual y dos abogados como Antonio Fuentes y Luís Cañellas, entre otros.

Les contaré tan solo dos ejemplos clarificantes del porque, entre otras cosas, los socios han optado por un cambio, ya que tampoco les quiero aburrir.

Primer ejemplo que afecta a toda la masa social: el club tiene 383 atraques y 900 socios, pues bien, se estaban asignando amarres de una forma poco transparente, cuando había socios de número que hacía años que estaban en lista de espera (sin comentarios). Segundo ejemplo que afectaba a un grupo de regatistas: en las elecciones a la RFEV un grupo de socios pidieron al presidente que votara a Rafael Munilla, no porque este candidato fuera mejor ya que no le conocían, sino por el simple hecho de que no estaban contentos con la gestión de Gerardo Pombo y su equipo en la anterior legislatura. Una petición muy licita ¿no?; pues bien, José Luis Aliaga, en nombre del CN Jávea, optó apoyar a Pombo en la Asamblea de la Española, desoyendo la petición de sus socios... sin darse cuenta que el club no era suyo. Y ahí está el resultado final a la gestión…220 votos para Miquel por 191 para Aliaga. ¡Y adiós, muy buenas!. Esto por velar por tus socios.

Ahora Arturo Miquel y su junta directiva tienen mucho trabajo por delante y varios temas importantes que resolver heredados de la gestión de Salinas y Aliaga. Miquel se lo ve venir, y como comentó en una entrevista en El Mundo el pasado jueves: “sé que me saldrán enemigos de la nada”.

Pues nada, amigos de Xàbia. Mucho ánimo. Suerte. Y seguro que con el trabajo bien hecho el club estará pronto donde se merece.


La foto es de Ignacio Baixauli, en la que se ve el Fermax, barco que ha paseado con la cabeza bien alta el nombre del Club Náutico de Jávea por toda España.

lunes, 23 de octubre de 2006

Merecido reconocimiento


La vela es hoy en España uno de los deportes de moda. A lo mejor no lo es para el gran público, en donde un Madrid-Barça y la Fórmula 1 (si participa Fernando Alonso) son los únicos deportes que consiguen paralizar mediáticamente un país. Pero, quien más y quien menos, sabe que una competición que se llama Copa América, se celebrará en Valencia. A partir de ahí tampoco es cuestión de preguntar mucho más al ciudadano de a pie, y ya por los participantes ¡que les voy a contar!.

Pero sonar, la verdad es esto de la vela suena, y suena bien. Bueno, y si ya es por comunidades la cosa cambia. El año pasado salió de Vigo la Volvo Ocean Race, en Galicia todo el mundo sabía que de su comunidad partía la Vuelta al Mundo. En Valencia todos saben que esto de la Copa América ha cambiado la vida a más de uno. De Bilbao ha partido recientemente la Velux 5 Oceans y en Alicante saben que de su puerto saldrá la próxima VOR.

Pero quienes hacen que todo esto sea posible y el ruido necesario, para que llegue a la gran masa, no son otros que los medios de comunicación. En los últimos dos años, algunos se han volcado más que otros en el deporte de la vela y esto es una realidad. Por poner un ejemplo, dos diarios de tirada nacional como son ABC con Pedro Sardina y El Mundo con Héctor Atienza a la cabeza, sacan un suplemento mensual de vela. Por si no lo sabían, el ABC el último miércoles y El Mundo el penúltimo sábado de cada mes. Son dos productos buenos, se los recomiendo. Y ya en un ámbito más regional en Valencia el Levante y Super Deporte y en Baleares El Día de El Mundo con Chema Sans al frente también sacan periódicamente suplementos de náutica.

En los años 80 y 90, cuando en España no teníamos nada de todo esto, había una serie de periodistas, que por alguna u otra razón, le tenían cariño a esto de la vela. Era el momento de la explosión con las medallas olímpicas de Los Ángeles, Seúl, Barcelona y Atlanta y de los tres barcos españoles de Vuelta al Mundo (Licor 43, Fortuna y Galicia-Pescanova) y de Copa América (España 92, Rioja de España y Bravo España). Pero aquí la gente sólo se acordaba de la vela cada cuatro años, y porque nuestros regatistas triunfaban en los Juegos Olímpicos. Lo digo por experiencia. No era fácil colocar vela en los medios, a no ser que se buscara alguna polémica. Pero hubo una serie de periodistas fieles –y lo digo porqué en los años 90 yo tuve contacto con muchos de ellos ya que estaba al frente del gabinete de comunicación de la RFEV-, y recuerdo que todos te ayudaban a colocar noticias de vela en sus medios.

Pues bien, el pasado fin de semana a buena parte de aquellos periodistas se les reconoció su trabajo de antaño. ¿Y quien los reunió?, pues no podía ser otro que Manolo Seoane. Fue en Vigo coincidiendo con la Semana del Atlántico Caixanova.

Además de premiar a numerosos redactores y fotógrafos gallegos (la prensa gallega siempre se ha volcado con la vela y creo que esto es justo destacarlo); de la prensa nacional, y permítanme que los cite, fueron premiados Carlos Jiménez por su labor en sus años en As; Ángel Montero, actualmente director de Revistas del Deporte de Marca; Raúl Andreu, jefe de sección de Mundo Deportivo; Juan Carlos Díez, jefe de deportes y Pedro Sardina, redactor de ABC respectivamente; Antonio Cubero por su trabajo en el desaparecido El Independiente y actualmente jefe de deportes de Estrella Digital; de mi admirado Felipe Sevillano del también desaparecido Diario 16 y se tuvo el detalle de hacer un recordatorio póstumo a Raúl Solla del Diario Ya.

Es por ello que a todo ellos, por todo lo que han hecho y algunos siguen haciendo por nuestro deporte, y también a ti Manolo por reunirlos en esta gran fiesta de la vela como es la Semana del Atlántico Caixanova: ¡Gracias!


Imagen de familia de los periodistas premiados en la Semana del Atlántico Caixanova. La foto es de Maria Muiña

sábado, 21 de octubre de 2006

Son de otra pasta


La Velux 5 Oceans echa a andar desde Bilbao. Serán siete meses de navegación en solitario y dos escalas en Fremantle (Australia) y Norfolk (Estados Unidos), con un total de 30.000 millas alrededor del mundo. Hasta aquí todo bien. Al fin y al cabo, vueltas al mundo hay muchas, pero esta es de las realmente duras. Para empezar el barco es un Open 60, como comparativa podemos ver que los VO70 de la última Volvo Ocean Race, eran diez pies más grandes e iban diez tripulantes, con lo que todo apunta a que el Open 60 será un barco difícil de domar por una sola persona.

Pero lo que más me ha impactado ha sido ver el currículum de sus participantes. Aquí te demuestra que están hechos de otra pasta, que yo os puedo asegurar que no tengo. Bueno, antes de contaros sus historias, me gustaría recordar que en España tenemos a grandes solitarios como José Luís de Ugarte, Àlex Pella, Albert Bargués, Jaume Mumbrú, nuevos valores como Hugo Ramón y futuros aspirantes como Gerard Marín. Seguro que me dejo alguno –lo siento-, el que sí sabe de verdad de vela en solitario es mi colega de El Periódico, Kiku Cusí (en la foto de onEdition junto a Sir Robin Knox-Johnston).

Pero centrándonos en la 5 Oceans, encontramos a Unai Basurko, el único español que además de tener valor, ha conseguido el dinero y el apoyo necesarios para estar el domingo en la línea de salida, además Unai está apadrinado por dos ‘monstruos’ como son José Luís de Ugarte y Kanga Birtles.

Pero historias curiosas tienen todos. Para mí la más impactante es ver nuevamente en acción a Sir Robin Knox-Johnston, que con 67 años hará su cuarta vuelta al mundo; fue el primero en dar la vuelta al mundo a vela hace ahora 37 años.

Otro británico Mike Golding, es el único hombre que ha dado la vuelta al mundo sin escalas de las dos formas, de oeste a este y de este a oeste.

El tercer inglés en liza es Alex Thomson, que con tan solo 17 años navegó del Reino Unido a Mallorca (está claro que éste sabía muy bien a donde iba), y que mejor sitio para celebrarlo.

Hay un japonés, Kojiro Shiraishi, éste es un fenómeno de masas en su país, ojalá algún día esto pueda ocurrir en España, que un regatista sea un ídolo (aunque lo veo complicado).

En Suiza no todo es el Alinghi. El país del queso, el chocolate y los bancos, también está presente con Bernard Stamm, sin duda es un hombre de hierro, ha participado en solitario en regatas como la Vendée Globe o The Transat, en la anterior 5 Oceans ganó en la Clase 1 en cuatro de las cinco etapas.

El único oceánico es el neozelandés Graham Dalton. Sí, el hermano mayor del famoso Grant Dalton, el ‘jefe’ del Emirates Team New Zealand, Graham ya participó en la pasada edición.

Y finalmente un estadounidense, Tim Troy -que va sin patrocinador- ya ganó en solitario la Newport-Bermuda y su objetivo es “intentar mantener el barco en una sola pieza”, con este comentario ya lo dice todo.

Y para despedirles estará entre otras autoridades el Presidente de la Federación Vasca de Vela, Rafael Munilla –y que podría haber sido perfectamente presidente hoy de la Española-, como máxima autoridad federativa.

jueves, 19 de octubre de 2006

Galicia elige su futuro


Este viernes día 20 se elige a los miembros a la Asamblea de la Federación Gallega de Vela. Dependiendo de cómo quede configurada dicha asamblea, ya se podrá dilucidar quien dirigirá esta federación en los próximos años en la votación a presidente prevista para el próximo día 10 de noviembre.
Dos son los candidatos a dirigir los designios de Galicia. Uno el que ha sido presidente en los últimos años, el polémico José Ángel Rodríguez y su equipo y otro que llega con nuevas ideas, Nacho Botas.
Para los que no están muy puestos en política deportiva les contaré que los últimos cuatro años en Galicia han estado marcados por los escándalos federativos. Las demandas y visitas a los juzgados han sido el pan nuestro de cada día, ¡una auténtica pena!.
Tengo que decir, que a mi José Ángel Rodríguez personalmente me cae bien, pero la imagen que ha dado él y en consecuencia la vela gallega en estos años han sido lamentables. Se ha mantenido en el poder a cualquier precio (es de la escuela de Gerardo Pombo ya que es uno de sus vicepresidentes en la española) y lo demuestra una vez más el hecho de que teniendo sobre su cabeza dos expedientes por parte del Comité Galego de Xustiza Deportiva (CGX), y una más que probable inhabilitación por irregularidades, quiere seguir en la poltrona cueste lo que cueste. En cuanto a Nacho Botas, personalmente no le conozco, sólo se de él que es un deportista (cosa importante) que navega en catamarán. De sus candidatos a la Asamblea, con el único que he tratado ha sido Gonzalo Araújo, aparte de ser uno de los mejores regatistas que hay en España, le considero una persona seria y responsable. Para mí esto es suficiente, y si Gonzalo apuesta por Nacho, me permito pensar que es una garantía, al menos como mínimo, llega con una ilusión nueva.
Veremos que deciden los federados gallegos. En sus manos está seguir con el ambiente actual o empezar una nueva etapa. Para el bien de la vela española, espero que se imponga el sentido común.

La foto es de Maria Muiña en el momento en que Nacho Botas (en el centro de la imagen) recibe el premio como ganador de la Regata Guardamarina en la clase Catamarán Fox 20

martes, 17 de octubre de 2006

¿Campeonato de España de Cruceros?


Ha acabado la temporada y con ella el supuesto Campeonato de España de Cruceros. Sí, han leído bien, supuesto, porque desde hace unos cuantos años se trata de un carrusel de regatas independientes sin coordinación alguna entre ellas. El Campeonato de España de Cruceros-Memorial Alfonso Bacquelaine nació en los años 90 con una filosofía muy concreta. En un primer momento la idea parecía buena y que no era otra que la de agrupar a las mejores regatas del circuito y que estuvieran representadas todas las zonas. La selección la hizo la Real Federación Española de Vela (cuando aún tenía un prestigio) e incluía regatas históricas como el Trofeo Princesa Sofía (quien lo ha visto y quien lo ve), el Trofeo Conde Godó, el Trofeo Almirante Marcial Sánchez-Barcáiztegui (hoy Trofeo SM la Reina), la Copa del Rey-Agua Brava, la Regata Osborne (hoy Semana Náutica de El Puerto de Santa María), los Trofeos Príncipe de Asturias (Bayona y Las Palmas), el Trofeo Infanta Cristina y la Regata Costa Vasca en Getxo. Se trataba de un campeonato con un número de regatas muy limitado (sobre diez), pero claro, a partir de ahí todo el mundo se quiso apuntar al carro (como es normal y natural). Todos querían estar presentes en el Campeonato de España, y fue cuando empezó el caos siendo el principio del fin. Cada vez eran más las regatas, hasta llegar a las 17 de estos últimos años y esto propició que no todos los barcos fueran a todas las pruebas.
La actual RFEV con Gerardo Pombo a la cabeza, se quitó rápidamente el ‘marrón’ de encima y no fue capaz de cortar y dar realmente el título de Campeonato de España a las regatas que por su nivel lo merecieran. A partir de ahí pasaron la pelota a la Asociación Nacional de Clubes Náuticos, y claro, ¿Cómo los propios clubes van a quitarse ellos mismos ‘sus’ regatas del Campeonato de España?. ¡Lógico y normal que no!. Si soy un presidente de un club no me quito de la lista de la teórica Primera División ni que me maten. Y, claro está que, si no lo hace la Autoridad (véase la RFEV) como lo voy a hacer yo.
Pero esto es como un pez que se muerde la cola, al final no hay barco capaz de aguantar económicamente para ir a 17 regatas, y luego hay regatas que ni haciendo un supremo esfuerzo, los barcos aparecen, con el consecuente perjuicio que crea para los organizadores y sus patrocinadores.
Pero cuando quien tiene que velar por ello, y esta no es otra que la Federación, ésta va y desprecia a los clubes, a los barcos, a los regatistas y a los patrocinadores, entre otras cosas, entregando los premios del Campeonato de España dos años más tarde -si es que los entrega, los de 2005 todavía están en el limbo y no quiero pensar cuando se van a entregar los del 2006-.
Esto demuestra y reafirma a los que creen que hace falta un cambio radical y que lo mejor sería que los propios clubes y armadores fueran los que se organizaran y montaran su circuito independiente. Si seguimos como hasta ahora, estamos condenados al fracaso.

La foto es de Nico Martínez, cuando la flota de IMS 600 en España era grande y potente y un espectáculo en las regatas

domingo, 15 de octubre de 2006

Puerto Calero, ¡para quitarse el sombrero!


Hay REGATAS y regatas. Pues bien, la temporada de cruceros de alto nivel ha llegado a su fin, y lo ha hecho como es tradicional en los últimos cinco años con la celebración del Trofeo César Manrique. Ésta es una REGATA (con mayúsculas), que se celebra en las aguas canarias de Lanzarote organizada por Puerto Calero. Pero esta regata no es fruto de la casualidad, fue creada por Don José Calero y en tan solo cinco ediciones se ha colocado por méritos propios como una de las regatas de referencia en el panorama nacional y a partir de este año internacional. Don José Calero y sus hijos José Juan y Daniel, son los auténticos artífices de que el Trofeo César Manrique sea hoy lo que es, y esto lo han conseguido a base de trabajo, esfuerzo y sobretodo muchísima ilusión. Cuentan además con un gran equipo capitaneado por Andrés Cruz y Alfredo Morales. En la edición que ha finalizado hoy han conseguido tener a todos los barcos punteros de IMS y además han traido a 5 Transpac 52' -los auténticos Fórmula 1 del crucero y que son los barcos con los que toda regata quiere contar-, pero si este año han tenido cinco, el año que viene tendrán 10, y a lo mejor me quedo hasta corto. ¿Y esto por qué?, pues porqué la organización en el agua y en tierra es maravillosa. A los regatistas (y no lo olvidemos, son los auténticos artífices de todo esto) no les ha faltado de nada. En el mar, el viento no ha faltado a la cita en este incomparable campo de regatas, y en tierra ha habido todo lo necesario para que se sintieran como en casa. Después de haber estado esta temporada en más de 30 regatas -y creo que me quedo corto-, puedo permitirme el lujo de poder decir que el Trofeo César Manrique ha rozado la perfección. Le dí la enhorabuena a Don José, porqué creo que cuando las cosas se hacen bien o mal, lo mejor es ser crítico y decirlas. ¡Puerto Calero es para sacarse el sombrero!. Y por si no lo conocen, si van alguna vez a Lanzarote (que lo recomiendo) uno de los sitios obligados de paso, y aunque sólo sea para tomar un café en su Marina, este no es otro que Puerto Calero.

La foto es de Rubén Ballester