15 de ene. de 2007

¿Dónde está el botalón?

Los dos nuevos barcos del Desafío, este fin de semana en la base, sin botalón. Pierre Orphanidis/Valencia Sailing

El último barco construido por el Desafío Español, el ESP-97, de los diseñadores estadounidenses Reichel&Pugh y construido en Alginet por el astillero argentino King Marine, está ya en la base del Desafío Español desde finales de diciembre.

Aún no ha navegado. Está en proceso de montaje, puesta a punto y entre finales de este mes y principios de febrero está previsto que empiece a navegar.

Cuando salió el barco del astillero, se dio un paseo por Valencia para que lo viera todo el mundo. La lástima que aquel día caían chozos de punta en la capital del Turia, lo que sin duda deslució la tourné. Pero uno de los temas que me impresionó más fue la proa del nuevo ESP-97, aparecía con un botalón (por ahora parece que sólo han elegido esta opción Alinghi y BMW-Oracle) y por la forma de la proa, muy inclinada. Sin duda era una apuesta nueva, ya que la mayoría optado por ir sin él.

Transporte del nuevo ESP-97 por las calles de Valencia, con botalón. Foto de Pierre Orphanidis/Valencia Sailing

Pero mi sorpresa ha sido ver las fotos del ESP-97 en la base del Desafío Español y…¡oh, sorpresa!. El botalón ha desaparecido y la proa ya no es tan inclinada como la que se pudo ver en las fotos del barco embalado. Incluso, en su momento, hubo foros náuticos que comentaron ampliamente sobre este tema.

Esto quiere decir que: o bien lo han quitado, que no creo; o bien se instaló uno para despistar. Tengo que reconocer que a mi me despistó en su momento…y ahora sigo más despistado aún.

Bueno, con todo esto no quiero hacer juicios de valor, pero si se trasladó en camión con el botalón instalado –Alinghi y BMW Oracle en el transporte siempre lo han hecho con el botalón desmontado-; ahora no entiendo muy bien porqué el Desafío sí lo transportó con botalón puesto y ahora lo han desmontado.

El día que salga a entrenar por primera vez lo veremos. Con o sin botalón esperemos que sea el barco competitivo que todos queremos.

¡Las semifinales nos esperan!.