23/8/2008

El TAS como Pilatos

Iker y Xabi se han tenido que conformar con la Medalla de Plata.

Como la esperanza es lo último que se pierde, uno pensaba que a lo mejor la justicia existía. Iker Martínez y Xabi Fernández se han tenido que conformar con la Medalla de Plata en la clase 49er, cuando en realidad les correspondería la de Oro.

Todos sabemos la historia final, los daneses llegan líderes a la última jornada de los Juegos Olímpicos, mientras entrenaban en los minutos previos a la Medal Race rompen el palo, van a tierra y substituyen el barco entero por el croata, hecho ilegal a todos los efectos; participan en la regata sin que lo supieran el resto de la flota, Iker y Xabi ganan la Medal Race; el Comité de Regatas da entrada al barco croata, con bandera croata con tripulación danesa. El Jury Internacional ante la sorpresa del mundo entero no ve infracción alguna. Vaya, que cambiar de barco es lo más normal del mundo, con lo que Oro para Dinamarca, Plata para España y Bronce para Alemania.

A partir de ahí los regatistas daneses tachan de antideportivos a los españoles y la prensa danesa se ríe, incluso tras el partido de futbol amistoso del pasado miércoles un periódico danés tituló: “No sabremos ganar, pero sí sabemos navegar”, en alusión a la derrota de la selección danesa frente a la española de futbol y a la ‘victoria’ de sus regatistas en los Juegos.

Iker Martínez, Xabi Fernández, Jordi Lamarca y Gerardo Pombo viajan a Pekín a reunirse con el COE, que es quien debe presentar el recurso, ya que aquí todos compiten bajo la bandera del Comité Olímpico Español. El presidente de la federación danesa el viernes anunciaba que el TAS retrasaba su reunión. Por lo que veo tenía más información que los españoles.

Al final resolución a lo Pilatos, el TAS formado por un suizo, un canadiense y una puertorriqueña, rechaza el recurso presentado por españoles e italianos. Es decir que ha hecho omisión a la denuncia, dando por buena la decisión del Jury de la ISAF. La misión del TAS debería impartir justicia, pero en este caso lo que han hecho ha sido lo mismo que hizo el gobernador romano Poncio Pilato, lavarse las manos.

Para hacer esto mejor que no estén y no jueguen con el sentimiento, el trabajo y el esfuerzo de unos regatistas.

¡Patético!.