4/8/2008

La resaca de la Copa

Acabó la 27 Copa del Rey Audi Mapfre. Y con ella ahora será el momento de hacer valoraciones. Lo cierto es que ha sido una Copa del Rey tranquila a todos los niveles, y esto a mi entender es lo mejor que podía pasar.

Pero la Copa nos ha dejado detalles, como siempre. Es una regata que no deja a nadie indiferente y como decía antes de ella, es una regata en la que todo el mundo quiere estar.

Pero para detalles estos. Por ejemplo que ha sido la primera vez que dos proyectos patrocinados por las mismas marcas han hecho doblete la Copa del Rey el mismo año, Navantia en IRC 1 y en ORC 670 y el Desafío en TP 52’ y GP 42’. Que uno de los regatistas más grandes que hay en España, Jan Santana, la ha ganado por primera vez, en esta caso a bordo del Ícaro en ORC 570. Que el italiano Bruno Zirilli, es el único regatista que la ha ganado tres veces en la clase TP 52’ y además de forma consecutiva, como navegante en el Siemens-Patches (2006), en el Siemens-Matador (2007) y en el Desafío (2008); también la ha ganado tres veces seguidas Augusto Sanguinetti –dos con Siemens y ahora con Aifos-. También Desafío –antes Quebramar-Chrysler- en GP 42’ e Ícaro en ORC 570 han revalidado el título conseguido en 2007. En la entrega de premios me pareció entrañable y justo el detalle que el Almirante D. Marcial Sánchez-Barcaiztegui recibiera de manos del Rey el premio correspondiente al Aifos; no es para menos, ya que es la primer vez que un barco de la Comisión Naval de Regatas gana la Copa del Rey.

Y después de todo esto la 28 Copa del Rey Audi Mapfre ya ha echado a andar, con las novedades de la entrada de dos nuevos monotipos: los Farr 40 y los X-41. El tiempo real se impone.