3/11/2010

¿Se puede ser más friqui?

Hay momentos que uno no sabe si reir o llorar, aunque me quedo con lo primero. En realidad está claro que en este caso lo que importa no es la navegación en sí, sino que lo que vale es llamar la atención. Puede parecer un montaje de los miles que circulan por internet, pero parece que en esta ocasión las fotos no han sido retocadas por photoshop. Posiblemente sean imágenes de hace tiempo y que no son ninguna novedad, pero en todo caso, me parecen curiosas.

Se trata de un antiguo barco de 6,5 metros que un tal Julien Berthier -un friqui en toda regla-, decidió partirlo por la mitad y adaptar un motor y una nueva quilla, dejándolo como nos muestran estas imágenes.

No me digan que encontrarse en un puerto un barco atracado así no llama la atención. Al menos distinto sí es. Ahora bien, cómodo, cómodo no parece el artilugio.

Y como dice mi amigo Chato Domecq -que es quien me facilitó el enlace a través de Gizmodo-, es que "hay gente pa tó".

Y para comprobar que no se trata de un montaje, ahí va el video del tal Berthier haciendo equilibrios para no irse al agua.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí