22/11/2010

Un paseo por el Atlántico

La catedral de Las Palmas fue testigo directo de la salida de la ARC. Foto: Juan Ramón Rodríguez Sosa

La regata ARC (Rally Atlántico de Cruceros) se encuentra ya en plena faena. Las primeras horas de navegación de los 233 veleros de 31 países van camino de la isla caribeña de Santa Lucía tras partir el pasado domingo desde Las Palmas de Gran Canaria.

Se trata de una regata curiosa. Efectivamente sale de España, pero es una competición pensada y organizada por y para los extranjeros y en concreto por los ingleses, que son los dueños, no en vano está organizada por el World Cruising Club británico. Cerca de la mitad de los participantes son ingleses, a los que les siguen noruegos con 27 barcos, alemanes con 17, franceses con 15, holandeses con 13. Barcos españoles pocos, muy pocos, aunque el patrón más longevo de los que participan es Jordi Tubella de 76 años a la caña del Saliar.

Es un rally en el que la competición está en un segundo plano, el hecho está en que van tripulantes de todas las edades, entre la flota hay cuarenta menores de 16 años y uno de ellos es el holandés Jules de tan solo 8 años a bordo del Odd@sea.

Participan barcos de todos los gustos, tamaños y clases. El promedio de tamaño es de 14,60 metros. El barco más grande de la flota es el Texel, una goleta inglesa que data de 1921 y que mide 35 metros y el más pequeño el Honningpupp II de 1979 y que mide 9,50 metros de eslora.
Serán 2685 millas náuticas las que deberán recorrer estos más de dos centenares de cruceros y para ello invertirán un tiempo entre 18 y 21 días. El récord lo tiene desde 2006 el maxi italiano Capricorno de Rinaldo del Bono en 11 días, 5 horas, 32 minutos y 30 segundos.

América les espera, eso sí, para la mayoría de ellos sin ninguna prisa. Y es que su único lema es el de: Navegar como placer.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí