29/11/2011

El análisis: Alicante-Ciudad del Cabo

Una vez ha entrado el último barco de esta primera etapa de la Volvo Ocean Race, entre los puertos de Alicante y Ciudad del Cabo, se podría hacer un primer análisis de cómo ha transcurrido la misma. Ha sido una etapa compleja, con muchas roturas, demasiadas en mi opinión, y por eso también a lo mejor le da más valor al 50% de la flota que sí ha conseguido cruzar la línea de meta después de navegar 6500 intensas millas náuticas. Ahí van cuatro pinceladas de lo que he visto de estre primer tramo de la vuelta al mundo:

Team Telefónica
El equipo que lidera Iker Martínez es el que se ha mostrado más sólido en este inicio de vuelta al mundo. Ha navegado a la perfección, sin fallos –al menos apreciables por los que estamos fuera-, siendo agresivo y conservador cuando tenía que serlo. Mantuvo una dura lucha con el Puma –hasta que éste rompió-, y se vio claro en el tramo final que entre los dos se jugarían la victoria de etapa. Pepe Ribes habló de que habían navegado al ciento diez por cien, el equipo alabó el trabajo del navegante Andrew Cape, que acertó en todas las decisiones, y aunque siempre cuando rompe un rival es triste, también es cierto que esto hizo que las últimas 2000 millas pudieran quitar el pie del acelerador y dejar que el material sufriera algo menos. La tradición dice que el que gana la primera etapa gana la vuelta al mundo.

Camper with Emirates Team New Zealand
El equipo de Chris Nicholson ha sufrido más de lo que se podía prever en un primer momento. Siempre fue por detrás de Telefónica y Puma, era como seguirles en una autopista, pero claro, así también era imposible darles caza. Los dos de delante navegaban con una punta más de velocidad, de ahí que nunca tuviera opciones a atraparles; aún así el barco neozelandés consiguió el récord de navegación en 24 horas en esta primera etapa en 554,16 millas recorridas. Ya con el Puma fuera de juego pasaron a ser segundos y aunque intentaron un tímido ataque en el tramo final, colocándose por debajo de las cien millas detrás del Telefónica, nunca pudieron con él. La tripulación del Camper fue también la más castigada por los accidentes personales, primero fue Roberto Bermúdez de Castro quien cayó golpeándose fuerte en la barbilla y más grave fue el trompazo que se llevó el proa, Mike Pammenter, donde una ola le arrastró por la cubierta y con el golpe perdió un diente y se partió el labio. Un mal menor.

Groupama Sailing Team
El barco francés del experto regatista transoceánico Franck Cammas fue el que optó por la táctica más radical nada más entrar en el Atlántico, decidió navegar pegado al continente africano en lugar de hacerlo por el centro del océano tal y como hicieron el resto de barcos. Fue una decisión hecha a conciencia e incluso tomada antes de la salida. Intentaron buscar los alisios que nunca llegaron y encima se encontraron con los doldrums, cosa que no les pasó a los hasta aquella fecha tres supervivientes más. Lideraron durante casi una semana la flota, fue como la escapada del ciclista que chupa televisión y va en solitario durante unas horas a sabiendas que será absorbido por el pelotón antes o después, como así sucedió. El Groupama a la altura de Cabo Verde quedó atrapado en las calmas, mientras el resto navegaban con más o menos velocidad hacia Fernando de Noronha. A partir de ahí llegó a tener cerca de 1000 millas de desventaja, lo que le dejó sin opciones a ganar la etapa.

Puma Ocean Racing powered by BERG
Fue junto al Telefónica el otro gran protagonista de esta primera etapa. Los de Ken Read navegaban al unísono con el barco de Martínez y nos dedicaron un auténtico match race a lo largo y ancho de todo el Océano Atlántico. Fue un espectáculo y donde la diferencia entre ambos durante miles de millas fueron casi inapreciables y casi podían hasta verse entre sí. Se combinaron la cabeza de la flota tanto en la entrada atlántica como también en la entrada al Sur, pero su historia acabó cuando partió el palo, en circunstancias en las que las condiciones meteorológicas que no eran ni mucho menos extremas, con lo que tuvo que buscar refugio en la isla de Tristán de Acuña tras recibir combustible de un mercante en alta mar. La duda está en si el barco estadounidense estará a punto para la regata costera y el inicio de la segunda etapa entre Ciudad del Cabo y Abu Dhabi.

Abu Dhabi Ocean Racing
Tras ganar la regata costera muchas eran las expectativas para el barco que patronea Ian Walker y ver si sería capaz de defender los puntos de ventaja con los que partía en el inicio de esta etapa. La alegría del barco árabe duró poco ya que a las seis horas de salir y a la altura de Cartagena partían el mástil. Decidieron volver a motor a toda prisa hasta Alicante donde el equipo de tierra les esperaba con el nuevo palo, tardaron tres días en volver a poner a punto el barco, retomaron la regata desde el punto donde abandonaron temporalmente, pero tras el temporal de los primeros días, llegaron las calmas, con lo que salir del Mediterráneo se estaba convirtiendo en un drama para el Abu Dhabi, con lo que Walker tomó la decisión de abandonar la etapa y dirigirse hacia Lisboa donde le esperaba un mercante que le trasladaría a Suráfrica. El patrón inglés dijo que había sido una de las decisiones más duras de su vida deportiva, pero que no quería arriesgarse a tener cualquier otro problema y no estar en la salida de la segunda etapa.

Team Sanya
El equipo chino liderado por el dos veces campeón de la Withbread/Volvo Ocean Race Mike Sanderson compite con el único barco de segunda generación (el que fuera Telefónica Azul). El fuerte temporal vivido la primera noche de regata provocó que el casco sufriera una terrible deslaminación, se habla que incluso pudo impactar con algún objeto, con lo que tuvieron que buscar refugio en el puerto de Motril. Lo cierto es que la imagen que circuló de la rotura era tremenda e incluso se especuló que tuviera que retirarse completamente de la competición. El Team Sanya en principio estará en la segunda etapa.

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter @SolerAlberti

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí