18/11/2011

El Fortuna pasa de la chatarra al museo

SM El Rey en la foto de familia con los empresarios que han recuperado el Fortuna, al fondo.

Estaba abandonado en medio de contenedores, nadie sabía de qué barco se trataba, sólo que era un barco viejo, antiguo y casi para el desguace. Pero lo que pocos podían imaginar es que era un barco real, se trataba del Fortuna, el Dragón que tripuló en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972 SM el Rey junto a Gonzalo Fernandez de Córdova, duque de Arión, y Félix Gancedo.

Lo encontró Josep Cusí tirado en el puerto de Arenys de Mar, lugar en que navegó por última vez y allí se quedó. Era una joya, no sólo porque los Dragones de por sí ya son barcos impresionantes, sino por la historia que tiene detrás.

Y así se puso manos a la obra, contactó con varios de sus amigos y consiguió que 35 empresarios catalanes financiaran la restauración del Fortuna, no para navegar, sino para que no se perdiera esta pieza única de la vela española y mundial.

Durante el Salón Náutico de Barcelona el Fortuna fue expuesto en el recinto de la Fira y este viernes el propio monarca quiso ver el barco y pudo aprovechar para agradecer personalmente a los que han hecho posible que el barco pueda ser contemplado por todo el mundo, y para ello lo ha donado al Museo Olímpico de Barcelona.


Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter @SolerAlberti

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí