4 de nov. de 2011

Un sueño cumplido

Aleix Gelabert celebrando su primer cruce del Atlántico en solitario. Foto: Carlos Clastre

La Transat 650, o como se le conoce popularmente la Mini Transat, es una regata muy dura, mucho más dura de lo que cualquiera pudiera imaginar, cruzar el Atlántico en solitario en un barco de apenas 6 metros y medio es para pensárselo.

Es también una regata en la que muchos de sus participantes se estrenan no en la navegación en solitario, ya que para participar en ella hay que haber pasado unos filtros y unas exigencias, sino que sí en cruzar el Océano, que si ya no es ninguna broma hacerlo en un crucero con más o menos comodidades, hacerlo en este pequeño barco tiene un mérito encomiable.

Cada vez son más los españoles en haber conseguido esta meta y muchos de ellos han tenido después la oportunidad de repetir y otros dar la vuelta al mundo. Ahora hay una nueva generación encabezada por Aleix Gelabert, el primero de los cuatro españoles que partió de La Rochelle (Francia) en el mes de septiembre, en cruzar la meta de Salvador de Bahía (Brasil), tras haber hecho escala en Funchal (Portugal). Gelabert lo ha hecho con el mismo barco que hace unos años lo consiguió Anna Corbella.

Quedan en competición dos españoles más, Dídac Costa, que si todo va sobre lo previsto llegará este fin de semana y Jorge Madden que lo hará bien entrada la semana que viene.

Pero Aleix ha cumplido un sueño que tenía en mente desde hacía muchos años, y que por fin ahora ha podido hacer realidad. Ya tiene su primera travesía del océano en el bolsillo.

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter @SolerAlberti

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí