13/1/2012

Ni político ni ex deportista, un tecnócrata

Miguel Cardenal es el nuevo presidente del Consejo Superior de Deportes.

Por fin ha habido fumata blanca en el seno del deporte español y el Consejo de Ministros ya ha designado Presidente del Consejo Superior de Deportes o lo que viene a ser lo mismo, secretario de estado para el deporte. El elegido ha sido Miguel Cardenal.

Mucho se había criticado, por parte de distintos estamentos de la política deportiva, el hecho que aún no se hubiera nombrado al máximo dirigente del deporte español. Es cierto que hay otras cosas mucho más importantes en esta legislatura que el del deporte, y después del tiempo al que le ha dedicado al deporte el Gobierno hasta la fecha me da que el CSD le va a decir a más de uno, federaciones incluidas, que empiecen a buscarse la vida y se vayan olvidando de las suculentas subvenciones a la que estaban acostumbrados y que en muchos de los casos, algunos utilizaban para vivir como auténticos marajás.

Hasta ahora la mayoría de los secretarios de estado habían sido políticos, el penúltimo y de ingrato recuerdo Jaime Lissavetzky, que ha dejado un CSD con más vicios que virtudes; después lo heredó un ex deportista pero ya metido a político profesional como Albert Soler, que cuando vio como estaban las cosas salió a por patas antes de tiempo y asegurarse un puesto como diputado.

Hasta que ahora el PP ha optado por un perfil más técnico que político. Veremos si actúa como tal y pone un poco de orden a tal desaguisado. Tiene un año complicado, no sólo en lo económico, sino también porque es un año electoral en las federaciones olímpicas y su misión será la de controlar con rigor que las elecciones en dichas federaciones sean limpias, y no como en la época de Lissavetzky donde se dejó hacer de todo y cuando hubo denuncias a la Junta de Garantías Electorales del CSD, se miró para otro lado para favorecer a los que ya había.

El curriculum de Cardenal es el de un profesional con conocimientos, entre otras cosas, de derecho deportivo lo cual supongo que le servirá para ver lo que está bien o mal. No lo va a tener fácil, y esperemos que no sucumba a los cantos de sirena que rápidamente le llegarán por parte de algunos, sobre todo para seguir apoltronados.

Habrá que darle un voto de confianza y sólo se le pide seriedad y que coloque a cada uno en su sitio.

El Gobierno no han puesto un ex deportista ni a un político. Ha puesto a un tecnócrata. Esperemos que actúe como tal y que ponga orden donde no lo hay.

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter @SolerAlberti

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí