sábado, 17 de noviembre de 2012

Vela invisible y silenciosa


El Acciona es el primer IMOCA 60 que navega sin combustibles fósiles.

Esta semana que ya finaliza tuve la oportunidad de asistir al segundo debate-coloquio organizado por la Fundació per a la Navegació Oceànica de Barcelona (FNOB) dedicado a “La energía renovable en los veleros oceánicos”. Un tema muy novedoso y en el que el ‘Acciona’ que patronea Javier Sansó está sirviendo en esta Vendée Globe como conejillo de indias como barco de vela invisible y silencioso por diversos motivos, se mire a través del cristal desde que se mire.
Hubo tres maestros invitados y de los que creo que todos los presentes aprendimos mucho de un tema complejo. Moderado por Víctor Lavagnini le acompañaron en la mesa el vueltamundista Pachi Rivero, el ingeniero especialista en electrónica Jordi Barinaga y el ingeniero y periodista especialista en motor de Mundo Deportivo, mi compañero Raymond Blancafort.
El debate tuvo tres apartados: El reto tecnológico. La aplicación a la navegación y El reto social y la proyección de futuro.
No era un tema nada fácil y se habló mucho de los pros y los contras de esta navegación oceánica con ausencia total de gasoil y en donde todo se nutre a través de energías como son la eólica, la solar y la hidrodinámica. La parte técnica la verdad que se me escapa muy mucho, pero ver como lo contaban Pachi, Bari y Raymond, hizo que todos aprendiéramos mucho más de un mundo al menos desconocido para mí.
Algunos de los presentes creen que por ahí pasa el futuro de este tipo de vela y de los IMOCA, y evidente generar electricidad a través de energías renovables y con cero emisiones es muy bueno para el medio ambiente, pero no sabemos si puede afectar también a la navegación en competición.
Acciona ha apostado por ello, esto es cierto, pero si se generó este debate en Barcelona fue porque la FNOB lo organizó ya que en España bien poco se ha hablado de este proyecto, pero parece que la política de comunicación de la empresa es “cero emisiones” y “cero información”. Mucho vídeo y poco texto, serán las nuevas fórmulas de comunicar.
Se podría haber vendido el producto mucho mejor, y ya que se hace una inversión tan grande e importante la podrían rentabilizar fuera de España –que parece que ya lo hacen-, pero también lo podrían hacer en España, por mucha crisis que haya. Un miembro del equipo me dijo en Les Sables que es política de la empresa de comunicación no dar más información que la estrictamente necesaria. Luego se quejan de que reciben palos, y si siguen así, más que van a recibir. Y para los de fuera sí hay prebendas y para los de casa a pan y agua.
Si este sale bien será un éxito y si no pues se habrá intentado y siempre se podrá decir que se ha buscado algo diferente en pro de la tecnología y del medio ambiente. Pero ellos supongo que sabrán por que razones lo hacen. Lo mismo se puede decir de otra empresa española que está en la Vendée, Gamesa que patrocina el proyecto del inglés Mike Golding.
Ojalá el Acciona acabe esta Vendée Globe, sería una alegría para todos los que amamos este deporte, españoles o no, y sobre todo un gran avance tecnológico.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí