domingo, 13 de octubre de 2013

Aplazada sine die


La Mini Transat 650 tenía que haber partido este fin de semana de Douarnenez (Francia) en dirección a Puerto Calero (Lanzarote), pero la meteorología adversa ha provocado que organizadores y participantes hayan decidido aplazar la salida hasta que las condiciones sean no solo más favorables, sino menos peligrosas. Una serie de frentes están entrando por el Atlántico Norte afectando a Finisterre y sobre todo al Golfo de Vizcaya, con lo que de haber salido los 84 barcos inscritos este domingo, hubieran sido carne de cañón.

Es por ello y con buen criterio en estos casos, la salida de la regata transoceánica ha sido aplazada o retrasada sine die, sin fecha, es decir que hasta que Pascal Landuré, el meteorólogo experto de la regata no lo tenga claro, todo el mundo a tierra. Eso sí, ya ha avisado que se lo vayan tomando con calma, ya que durante toda la semana la previsión es de frentes fríos acompañados por las bajas presiones con vientos que pueden superar los 40 nudos de intensidad. A partir de ahora se ha abierto una ventana y me imagino que cuanto haya la mínima posibilidad partirán, ya que no es plan de retrasar en demasía la regata, aunque evidentemente la seguridad de los participantes debe primar.

Este año de españoles andamos justitos, no es como en las anteriores ediciones que se acercaban a la decena. En esta cuatro catalanes, el ya experimentado Bruno García, que vuelve a la Mini tras diez años de ausencia y en la que acabó quinto en Prototipos con el Saladino; repite de la pasada edición Joel Miró con el Dame Argo, un barco diseñado por Lombard Argo de 2012 y Pilar Pasanau, que debuta en esta regata y quiere ser la segunda española tras Anna Corbella en cruzar el Atlántico en solitario con un Mini, un Lombard Zero de 2004, llamado Peter Punk. El cuarto en liza es el navarro Carlos Lizancos, con el Reyno de Navarra, un Manuard de 2003.

La Mini Transat,en la que participan embarcaciones de 6,50 metros de eslora (la clase Mini), tiene un recorrido en dos etapas de 4.020 millas náuticas. La primera etapa se disputa entre Douarnenez y Puerto Calero (Lanzarote) con un recorrido de 1.250 millas náuticas. Y la segunda, que tiene su salida el 9 de noviembre, entre Puerto Calero y Pointe à Pitre, en la isla caribeña de Guadalupe, con 2.770 millas náuticas, fin de la regata.

En estas edición participan un total de 84 embarcaciones (31 prototipos y 53 de serie) con 74 competidores masculinos y 10 femeninos.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí