domingo, 3 de noviembre de 2013

Mini gran caos

El grueso de la flota de la Mini Transat está atracada en Gijón. Foto: Félix González

Lo que le está ocurriendo a esta edición de la Mini Transat es más digno de un gafe que de otra cosa. Desde hace más de tres semanas la regata sigue atrapada, primero fue en el punto de partida inicial Douarnenez, donde estuvieron 16 días esperando que un sinfín de borrascas les permitieran salir, y cuando lo hacen pierden a un cuarto de la flota a las primeras de cambio. Partieron 84 y siguen ‘vivos`71. A mitad de recorrido la organización decidió hacer un pit stop en Sada, y a las pocas horas abortaron la operación y la flota quedó desperdigada por todo el Cantábrico, cinco llegaron a Sada, uno a Santander y el resto a Gijón.

Y después de este primer sufrimiento inicial después de salir de Douarnenez con temporal, como decía Dury Alonso en su blog, uno de los participantes preguntó en un breefing hecho en Gijón nada más ‘aterrizar’ la flota al director de regata :“¿Ya han despedido al meteorólogo?”. Cierto es que la culpa de que no paren de entrar frentes y fuertes vientos no es del hombre del tiempo, pero cuando dieron la salida se supone que sí se sabía lo que había, y por lo que parece mandaron a la flota a la aventura a ver si sonaba la flauta y llegaban al menos hasta Sada. Pero no, no llegaron. Es decir que todo lo que han sufrido hasta ahora, no les ha servido para nada.

Durante los próximos días los barcos que se encuentran en los puertos españoles del Cantábrico irán saliendo dirección a Sada, donde presuntamente dará inicio la Mini Transat 2013 con final de esta primera etapa en Puerto Calero.

Es curioso que precisamente fuera Gijón el puerto que inicialmente se propuso para el pit stop de la primera etapa, y sin quererlo se ha convertido en el protagonista inesperado de toda esta historia.

Sin duda, esta Mini Transat será recordada para siempre por haberse convertido en un gran caos, hasta el momento los barcos, unos más y otros menos ya han tocado los puertos de Douarnenez, Santander, Gijón y Sada. Veremos si son los definitivos hasta llegar a Puerto Calero o si aún tendremos más sorpresas.

Lo que está claro es que esta Mini Transat se ha convertido en un auténtico caos y con un resultado más que incierto.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí