viernes, 28 de febrero de 2014

¿Firma bajo amenaza?

Miguel Cardenal y José Ángel Rodríguez, ambos en el centro, tienen un problema.

El enésimo capítulo de todo lo que ocurre en Santander a raíz del Mundial se ha escrito en páginas del diario El Confidencial y lo ha hecho su jefe de deportes José Félix Díaz. Según este medio, la firma del acuerdo entre la Real Federación Española de Vela y el Ayuntamiento de Santander por la gestión de la Escuela de Vela del CEAR se podría haber producido bajo coacción del CSD y además se denuncia que el propio Estado podría haber inducido a una ilegalidad a la Federación, que según lo que se desprende del artículo José Ángel Rodríguez está dispuesto a morir matando, en sentido figurado, por supuesto.

La firma del convenio se produjo esta misma semana, lo que parece es que no se hizo de común acuerdo entre las partes. De todos es conocida la intención de Rodríguez de desprenderse de la Escuela de Vela del CEAR, despido de dos de sus empleados y dando largas hasta que no ha podido más a la hora de firmar el convenio. La rebaja de la subvención municipal a la federativa pasa de los 80.000 euros de años anteriores a los 36.000 de la actual, la diferencia de 44.000 se la reserva el ayuntamiento para contratar a dos empleados.

El problema está en que el deporte de base está transferido por Ley del Deporte a las federaciones territoriales, y después de toda esta situación la Federación Cántabra de Vela que preside Julia Casanueva no quiere quedarse sin la parte del pastel, ya que con esta firma tanto la Española como el CSD, le han dejado al margen. Incluso la RFEV ya ha publicado en su web las tarifas para esta temporada.

Según explica El Confidencial, el director de Centros de Alto Rendimiento del CSD, Chus Mardaras, instó a la RFEV a que firmara el convenio, a lo que Rodríguez le apuntó que era ilegal. Al hacer caso omiso al primer emisor, a los pocos minutos fue la propia directora general del CSD, Ana Muñoz, la que llamaba a Rodríguez y le dejaba claro que o firmaba o el CSD congelaría todas las subvenciones a la RFEV y a sus deportistas, además de quedarse fuera del reparto a las federaciones. Y todo esto para evitar que el lunes, día que se celebrará la Gala de la Asociación Española de la Prensa Deportiva y en la que estará el secretario de Estado Miguel Cardenal, se manifiesten los Padres de los alumnos de la Escuela –a lo mejor los del CSD se creen que son sindicalistas de pancarta, silbato y cacerola-.

No sé si este podría llegar a ser un caso en el que el CSD insta a la RFEV a cometer una irregularidad, ilegalidad o como se llame, el hecho es que siempre según la misma fuente informativa, Rodríguez ya ha dicho que este convenio será impugnado por la Federación Cántabra y desafía al Estado diciendo que él contará delante de quién sea la verdad de lo que ha pasado.

Ahora tampoco es plan que pensemos que el purismo se ha apoderado de los dirigentes federativos, que también tienen un curriculum de aúpa, pero el pulso está echado.

Y no deja de ser tremenda la situación y si es así, gravísima.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí