viernes, 18 de julio de 2014

¡Imputados!

El Diario Montañés (17/07/14) explicando la imputación de Pombo y Labat.

El ex presidente de la Real Federación Española de Vela (2000-2012), Gerardo Pombo, y su vice-presidente primero, Pedro Labat, han sido imputados por el Juzgado de Instrucción número 1 de Santander por un supuesto delito de falsedad documental. Pombo y Labat deberán presentarse en el juzgado para prestar declaración ante el juez Jaime Parra el próximo día 11 de noviembre en relación al contrato que firmaron, los ahora imputados, en diciembre de 2012 para que Pombo fuera director del Mundial de Vela Santander 2014 con un salario de 120.000 euros durante los dos años de duración del mismo.

El Diario Montañés empieza así la noticia de la imputación de Pombo y Labat: “Los supuestos tejemanejes en la antigua cúpula de la Real Federación Española de Vela (RFEV) para designar a Gerardo Pombo como director del Mundial de Vela Santander 2014, cargo con una retribución blindada de 120.000 euros, tiene ya las primeras consecuencias en sede judicial”.

Una querella de dos socios del Real Club Marítimo de Santander y las diligencias abiertas por el Ministerio Fiscal por estos hechos, hicieron sonar las señales de alarma, de que ahí se estaba produciendo un acto presuntamente ilegal a modo de autocontratación y cuando la RFEV se encontraba una junta provisión, debido a las elecciones y que dieron como vencedor a José Ángel Rodríguez, que no reconoció el contrato de Pombo y al que la justicia le dio la razón tras la denuncia del ex presidente, siendo recurrida la sentencia dos veces con el mismo resultado, dando la razón a la federación anulando el autocontrato, en el juzgado de lo Social primero y en el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria después. Las sentencias dejaban como nulo el contrato y que se trataba de un autocontrato firmado por Labat cuando este se entiende en las sentencias no tenía poder para ello.

Todo esto venía a raíz de que Rafael Munilla, entonces director del Mundial de Santander 2014, declaró que nunca se había reunido el supuesto comité ejecutivo que teóricamente había autorizado la contratación de Pombo. A partir de ahí Pombo denunció a Munilla por falso testimonio, y que aún no ha sido resuelta.

Mientras tanto Labat parece que no se ha tomado nada bien esta nueva situación y declaraba a El Diario Montañés tras conocer su imputación en esta mismo artículo que “no tengo nada que ocultar. No he hecho nada, me quieren hundir”. Por lo pronto hay que recordar que firmó un contrato cuando parece ser que no podía y anteriormente también tuvo que dejar la presidencia del Real Club Marítimo debido a varias denuncias por parte de algunos socios por irregularidades en las elecciones y demás. Con la experiencia profesional como abogado que tiene Labat, parece mentira que haya sido víctima de sus propios errores en temas tan evidentes y que se haya dejado arrastrar por las circunstancias.

A lo mejor visto como había actuado Pombo a lo largo de una década al frente de la RFEV, posiblemente pensaba que aquí todo valía, pero en este caso la justicia está siendo diligente y parece que poniendo a cada uno en su sitio.

Y ya se sabe, cada uno es dueño de sus actos, y llegado el caso, tiene que acarrear con sus consecuencias.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí