domingo, 17 de agosto de 2014

Record time

Roberto Bermúdez de Castro a la rueda del Azzam. Foto: Justin Chisholm

La Round Britain & Ireland ha llegado a su fin, y esta ha sido una de las ediciones históricas entre otras cosas por los récords que se han conseguido. Después que se retrasara la salida 24, debido a los fuertes temporales que azotaban las islas británicas e irlandesas, la resaca del huracán Bertha les vino de maravilla ya que se consiguieron dos récords, el de multicascos por parte de Oman Sail Musandam y el de monocascos por parte del Abu Dhabi Ocean Racing Team.

El hecho es estas más de 1.800 millas de que ha constado esta Vuelta les ha sido harto productiva. Para los multicascos apostaron por una tripulación liderada por el francés Sidney Gavignet que con un MOD70 dieron la vuelta al archipiélago en 3 días, 3 horas, 32 minutos y 36 segundos, es decir 16 minutos y 38 segundos menos que el que había invertido en 2011 el Banque Populaire V de Loïck Peyron. El trimarán omaní navegó a una media de 30 nudos y superando las puntas de 40.

Ahora faltaba ver si los monocascos también serían capaces de superar el récord de la prueba. Los VO65 tenían una oportunidad única, y parece que han funcionado, si valoramos el récord conseguido por el Abu Dhabi Ocean Racing Team que lidera el británico Ian Walker y del que forma parte el gallego Roberto ‘Chuny’ Bermúdez de Castro. En este caso la rotura del récord ha sido absoluta, 4 días, 13 horas, 10 minutos y 28 nudos. Es decir más de un día más rápido que el anterior récord que estaba en poder el VO70 Groupama de Franck Cammas y que lo tenía en 5 días, 21 horas, 26 minutos y 55 segundos. El tiempo del Team Campos liderado por Iker Martínez también fue de récord, pero se encontró con un Azzam incontestable. La marca del barco español fue de 4 días, 15 horas, 32 minutos y 52 segundos. Es decir superando también la marca del Groupama, pero en este caso se encontró con un rival que aún fue mejor.

Está claro que los árabes están invirtiendo dinero a espuertas para hacerse un hueco en la historia y un nombre para la posterioridad en la vela mundial. En algunas ocasiones bien invertido –como parece el caso- y en otras no tanto. Aunque lo importante es que al menos hay alguien dispuesto a seguir apostando por la vela.

La Volvo Ocean Race 2014-2015, promete.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí