miércoles, 8 de octubre de 2014

El príncipe de las mareas

El príncipe sueco Carl-Philip haciéndose un selfie desde arriba del palo del Dongfeng.

La Volvo Ocean Race está dando juego deportivo, en mi opinión el que debería ser el más importante, pero también algo de vidilla al social, el que me han dicho que es el que más le gusta a la nueva dirección de comunicación. Es por ello que estará encantado de la visita del Príncipe Carl-Philip, tercero en la línea de sucesión de la corona sueca, que la verdad es que en su estancia en Alicante dio mucho juego.

Carl-Philip, aunque es el único hijo varón de los Reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, a diferencia de España donde reina el hombre, ahí su hermana Victoria como fue la primera en nacer, es la princesa heredera. En este caso pero esto no parece preocuparle mucho a Carl-Philip que vive la vida lo mejor que puede. Para empezar ya ha anunciado su compromiso con la ex stripper Sofía Hellqvist, a la que conoció en un bar.

El príncipe sueco estuvo el pasado fin de semana por Alicante y a diferencia de otros príncipes, pasaba prácticamente desapercibido, incluida su escolta si es que la llevaba.

El príncipe con la tripulación femenina del Team SCA sueco.

El hecho es que fue uno más por donde pasó. Navegó en el Pro-Am con el equipo chino Dongfeng e incluso accedió a subir a lo más alto del mástil para hacerse un selfie (yo no me imagino al Rey Felipe haciéndose uno). También estuvo, como no, con el único equipo sueco y femenino en su totalidad, el Team SCA, y evidentemente se mostró encantado de estar rodeado de tantas chicas, con las que departió, navegó y se fotografió.

Esta soltura y sencillez del príncipe Carl-Philip me recuerda también a la del Rey Harald de Noruega cuando venía a España a regatear con su TP52’ Fram XV. También iba a su bola, sin comitiva, y era normal verle desayunando con su tripulación en el hotel, como uno más, o recuerdo verle precisamente en una regata en Alicante, junto al pañol del Real Club de Regatas, tomándose él solo una cerveza después de la regata.

¡Hala!, ya he hecho una crónica rosa de la Volvo, para que también estén contentos.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí