.

.
.

martes, 4 de agosto de 2015

Todos al agua

La flota de la Copa del Rey Mapfre ya surca las aguas de la bahía de Palma. Foto: María Muiña

Ya está en marcha la 34 Copa del Rey Mapfre, el lunes lo hacía el grueso de la flota de casi 140 barcos –récord absoluto de la regata- y el martes lo harán las dos últimas clases que aún no han entrado en juego, los TP52 y los Soto 40.


Una semana de regata da para mucho, empezar bien o mal es importante pero no definitivo. El caso es que de entrada hubo varias sorpresas que afectan a barcos que a priori parten como favoritos, que de entrada pincharon a la primera de cambio, lo que les obliga a no volver a fallar durante toda la regata.

También es cierto que no todos los barcos, siempre hay alguna excepción, consiguen mantener una regularidad absoluta de buenos puestos, pero empezar como aquél quién dice por el descarte a las primeras de cambio, no es siempre lo mejor, aunque también es cierto que también hace que no puedas relajarte en lo que queda de competición. Y si no, cuantas veces un barco que parecía ganador, lo pierde todo al final y a la inversa, uno que viene de menos a más y acaba siendo imparable.

Por lo pronto nos encontramos que el Movistar de Pedro Campos, que partía como el gran favorito en la división BMW ORC 2 se estrenó en la Copa del Rey con un fuera de línea con bandera negra. Luego ganó la segunda manga, pero ya tiene si se cumplen un mínimo de pruebas, el descarte en la mano. Otro fallo podría ser definitivo.

En Herbalife J80 el Akewuele de Carlos Martínez llegaba para estar en el grupo de favoritos, pero un incidente con el Oxital/Peugeot/Presmares de Javier Aguado, hizo que perdiera el palo y en consecuencia las dos regatas del día. El primero tiene un DNF y un DNC y el segundo un DSQ, con lo que los dos tienen claro cuál sería su descarte.

O en BMW ORC 1, el Rats on Fire de Rafa Carbonell aunque no ha empezado mandado, es cierto que es quinto, pero a medida que avance la semana de buen seguro que ascenderá hasta los puestos de cabeza. Mientras tanto el Es Tes Unno de Francisco y Pep Soldevila hace los honores de encabezar la tabla. En esta clase el subcampeón mundial Pez de Abril de José María Meseguer, y sin Carlos Martínez, que está en el J80, es por ahora una sombra de lo que fue en Barcelona.

Lo dicho, que este martes entran más en juego, los TP52 que cuentan con una flota de barcos y tripulaciones extremadamente buena.

Sin olvidar a los Soto 40 que siguen intentando reivindicarse en el Mediterráneo, pero que sobreviven como pueden, y la Copa del Rey es el único escaparate que les queda.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí