.

.
.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Lanzarote vuelve a la primera línea

Davy Beudart celebra con cava su victoria en los pantalanes de Marina Lanzarote.

Lanzarote, Arrecife y Calero Marinas han vuelto a la primera línea de competición. La Mini Transat ha sido la responsable que la isla de Lanzarote sea final de primera etapa y salida de la segunda de está clásica solitaria que cruza el Atlántico y que partió hace apenas una semana desde Douardenez (Francia).




Si en la anterior edición de la Mini Transat los minis pararon en Puerto Calero, en esta ocasión y con Marina Lanzarote prácticamente a pleno rendimiento, ha sido el lugar de acogida de una flota que va llegando en cuenta gotas a Arrecife.

El primero en hacerlo era este sábado el francés Davy Beudart con un tiempo de 6 días, 19 horas, 4 minutos y 46 segundos en recorrer las 1.257 millas de este primer tramo de cruce del Atlántico, después de sufrir de lo lindo hasta la costa portuguesa. Muchos han sido los barcos y regatistas que se han retirado en esta primera etapa, Nacho Postigo (Vamos vamos) no llegó a salir y espera estar para la segunda etapa. Entre los españoles que están fuera está el navarro Carlos Lizancos. El cántabro Fidel Turienzo (Coolture) rompió parte del palo y está en un puerto portugués trabajando a contrarreloj para volver a salir antes de las 72 horas, período máximo permitido para hacer una escala. Mientras tanto Guillermo Cañardo (Peor para el sol) y Pilar Pasanau (Peter Punk) han vuelto a la competición después de sus escalas en Oporto y A Coruña respectivamente. Los que no han pasado son Aitor Ocerín (Iparbeltz) y Jesús Jiménez (Helly Hansen Tarifa).

Esperemos que lleguen todos los supervivientes a Lanzarote y les veamos a principios de octubre en la salida desde Arrecife hacia Guadalupe, en la que ojalá sea la primera de las regatas de una nueva etapa de Calero Marinas.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí