.

.
.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Moción de Censura el día 6 de octubre

Convocatoria de Moción de Censura.


Por fin José Ángel Rodríguez, presidente de la Real Federación Española de Vela, ha mandado la convocatoria de Asamblea General Extraordinaria con el único punto del día el debate y votación de la Moción de Censura. El día elegido es el martes 6 de octubre a las 9 de la mañana en sede federativa.




Rodríguez no ha podido aguantar más y no ha tenido otra opción que convocar después que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) resolviera que la Moción de Censura presentada en su día por la presidenta de la Federación Cántabra, Julia Casanueva y apoyada por un gran número de asambleístas era válida, con lo que dejaban a Rodríguez entre la espada y la pared y con la obligatoriedad de poner fecha y hora de forma inmediata a la Asamblea General. Su inmediatez ha sido de doce días. También la RFEV ha anunciado que ha recurrido al Tribunal de lo Contencioso-Administrativo la resolución del TAD.

Según reza una nota en la web de la RFEV, Rodríguez va de sobrado y encima hace un favor a la vela española convocando ahora cuando dice: "En aras de poder afrontar problemas más importantes que afectan al buen funcionamiento de la RFEV y, para evitar una paralización de la actividad deportiva que afectaría a los tres mundiales que se celebrarán el próximo trimestre y que son clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Rio 2016, el Presidente hace la convocatoria de la Moción de censura aún a sabiendas de que legalmente podría esperar el fallo del Contencioso Administrativo, anteponiendo así el interés general de la Vela a los de sus legales representantes".

Para que la Moción de Censura prospere tienen que votar la mitad más uno de la asamblea, formada por 77 miembros: 18 Federaciones Territoriales, 29 clubes, 20 deportistas, 6 técnicos y 4 jueces. De estos con que asistan y voten en contra de Rodríguez 39, habrá nuevo presidente.

Según la reglamentación la Real Federación Española de Vela tiene la obligación de pagar los gastos de viaje y alojamiento a deportistas, técnicos y jueces. El hecho de haberla convocado un martes a las 9 de la mañana obliga a la mayoría de los asambleístas a llegar el lunes y pasar noche en Madrid. Veremos si la RFEV cumple con su obligación o también busca la estrategia de no sufragar los gastos para intentar que la mayoría no asista, ya que el asambleísta que no esté presente, es un voto para Rodríguez, ya que la Moción de Censura no es por mayoría de asistentes sino que se gana por el mayor voto total de asambleístas, estén o no presentes.

Ahora que ya hay fecha y hora, la oposición tiene 20 días para trabajárselo muy bien si quieren desalojar a Rodríguez de la presidencia.

Alea jacta est.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí