.

.
.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Un insulto a la inteligencia. Por Guillermo Altadill*

Guillermo Altadill ha roto una lanza en favor de los regatistas olímpicos.

Debo confesar, antes de nada, que de lo único de lo que me arrepiento de mi carrera deportiva como regatista es de no haber podido representar a nuestro país (España, Catalunya, me da igual cual) en unos Juegos Olímpicos. Como consuelo me queda haber estado en cinco Olimpiadas como entrenador y el orgullo de poder ser el entrenador de Fernando y Pepote cuando ganaron la medalla de oro en Atlanta 96.




Los Juegos Olímpicos, la America’s Cup y una Vuelta al Mundo son los eventos que cualquier regatista ansia participar y que pocos consiguen ganar, hacer el triplete es ya la hostia.

A lo que iba. Voy a ser breve y directo. Gracias a la ineficacia, falta de profesionalidad, y porque no decirlo, a la falta de dignidad para poner los pies en polvorosa de gente que no ha conocido ni ha mamado lo que es el sacrifico, nuestros regatistas olímpicos no podrán competir en igualdad de condiciones que los demás paises en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro.

Una vez, hace muchos años, escuché una frase de un presidente de la Federación Española de Vela, que decía “un regatista contento, es un buen regatista”. Dicho presidente aplicó esta frase a su gestión y consiguió que la vela olímpica en España empezara a ganar medallas con regatistas contentos, con medios y con talento.

Desafortunadamente, cada vez más y en todos los ámbitos de las instituciones públicas, tanto deportivas, politicas o sociales, hay mandatarios, gestores y politiquillos que piensan que los que estan a sus ordenes, los que están por debajo de ellos, a los que gobiernan, a los que deberían representar y a los que dirigen son tontos, poco inteligentes, o simplemente no se enteran de lo que pasa a su alrededor. Lo que ocurre en realidad es que esos tontos, estan concentrados en sus cosas, en su trabajo, en sus objetivos,en convertir sus sueños en realidad, en competir, en ganar, en perder con dignidad, en respetar a sus contrincantes, en ser respetados.

Esos tontos, son mucho mas inteligentes que esos pseudolideres y ventajistas, que siempre buscaron el camino mas fácil , rápido y de menor esfuerzo para llegar a su objetivo: un despacho con la bandera detrás, una tarjeta de presentación con los aros olímpicos y una solapa abarrotada de pins. Ellos ni siquiera competieron, ya no digo para ganar, ni siquiera para participar con dignidad.

Esos tontos que sacrifican horas en un gimnasio, trabajando, viajando, estudiando la carrera en una furgoneta, quitando tiempo a su familia y a veces, perdiéndose los momentos más importantes de la vida de sus retoños, no le dan importancia o cuanto menos no protestan cuando unos caraduras se aprovechan de todos esos sacrificos y que con nocturnidad y alevosía, se lleven en forma de sueldo y gastos de representación lo poco que queda en las arcas que un día prometieron que iban a llenar con sus sabias gestiones y sus dotes de palabara.

Esos tontos, lo único que pasa, es que no tienen tiempo de quejarse porque echan todas sus energías y las horas en la balanza del sacrificio y del éxito y que el día que se iguala y además coincide que estas de suerte, ¡Sí, ese día!, se cuelgan una medalla que te ha costado cuatro años de tu vida y que te sirve para comprobar que el sacrificio ha valido la pena.

Por eso creo que tener a dirigentes mediocres y ventajistas, que menosprecian a los regatistas y que de lo único que se preocupan es que su gordo culo tenga un mullido sillón, no son dignos de sentarse en sitios donde sus antecesores hicieron mucho más, mejor y sin cobrar un duro.

Tener a este tipo de gente, que la pagamos todos, sea en el deporte o en cualquier otro sitio, es un insulto a la inteligencia. A la inteligencia de los que están trabajando, sacrificándose y que no tienen tiempo de decirles cuatro palabras bien dichas a esos listillos. Porqué están haciendo cosas más importantes, más dignas, que conllevan más sacrificio y más inteligencia.


Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí