.

.
.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Vila y Altadill, KO de salida

El Wild Oats XI, vigente campeón, ha dicho adiós prematuramente de la 71ª Sydney-Hobart.

Los partes meteorológicos dieron en el clavo y mostraban unas primeras horas de Rolex Sydney-Hobart muy duras. Los problemas empezaron con el barco de Comité de Regatas que debía dar la salida, que empezó a llenarse de agua, con lo que tuvieron que ser rescatados sus ocupantes, y en lugar de los típicos cañonazos, se dio con bocinazos.

Este sería el preludio de lo que vendría después, un fuerte temporal con vientos de hasta 43 nudos que dejaron noqueada a parte de la flota, entre ellos al gran favorito y poseedor del récord de la travesía, el australiano Wild Oats XI, patroneado por Mark Richards y con el catalán Joan Vila como navegante, que a las pocas horas anunciaba su retirada y vuelta al punto de partida, sin dar mucho más detalles de lo que les había ocurrido.

Otro de los grandes favoritos y que también dijo adiós a las primeras de cambio fue el Koa, barco australiano en el que navegaba otro español, el catalán Guillermo Altadill, que antes de partir decía que “nos espera un frente muy rápido y agresivo”, y que finamente ha acabado con las expectativas de este TP52. Precisamente los TP son los barcos con más retirados, además del Koa, el chino ARK 323 colisionaba con el Ragamufin 52 y el Cougar II se ha llevado por delante al Lupa of London.

Tras una salida de la bahía de Sydney espectacular, el Comanche de Ken Read, con el cántabro Pablo Arrarte, como trimer, ha salido disparado sorprendiendo al propio Wild Oats. En las primeras 15 horas, la lucha por la cabeza estaba entre el Rambler, el Comanche y el Ragamufin 100.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí