.

.
.

lunes, 25 de enero de 2016

Calentado motores en Miami

La flota de Laser con la ciudad de Miami como fondo.

Aunque las informaciones que me llegan es que estos días es que en Miami está haciendo un frío que pela -cosa que también viví con el bueno de Nico Martínez cuando estuvimos un invierno ahí con el RC44’ de Puerto Calero hace ya unos cuantos años-, lo cierto es que este es el primer gran test de la temporada 2016 para los regatistas que aspiran a estar en los Juegos Olímpicos de Río del próximo verano.

Medio equipo pre-olímpico español está participando en la Sailing World Cup Miami, una clásica en el calendario y en la que desde hace más de veinte años es una de las favoritas del calendario internacional fuera del continente europeo.

Están casi todos, los ya clasificados para Río Iván Pastor y Marina Alabau, pero el resto aún deben jugarse la clasificación final para la gran cita cuatrianual.

De la expedición española la clase 470 Femenino es la que más aporta a la regata y en donde la clasificación puede ser más dura por también la más numerosa en cuanto a las aspirantes: Marina Gallego/Fátima Reyes, Sofía Toro/Nora Brugman y Bàrbara Cornudella/Sara López. En 470 Masculino solo están Onán Barreiros y Juan Curbelo. Jordi Xammar y Joan Herp han decidido finalmente no estar en Miami y sí en San Isidro (Argentina) donde se disputará el Mundial el mes que viene como primera regata clasificatoria para los españoles de cara a Río.

Los Nacra 17 también vuelven a la acción con las dos tripulaciones que quedan al más alto nivel, la de Iker Martínez/Julia Rita y la de Fernando Echávarri/Tara Pacheco.

En 49er no están los hermanos Carlos y Antón Paz, mientras que sí están los hermanos Federico y Arturo Alonso y Diego Botin/Iago López.

En Laser Standard Joaquín Blanco es otro de los fijos en la regata estadounidense, y está acompañado por el español residente en Estados Unidos David Pérez, que en principio no está en las quinielas para estar en la cita de Río.

Todo ello hasta el sábado que viene que se disputará la Medal Race. La regata no clasifica para Río, pero sí para ver cuáles son las sensaciones de cada uno de ellos delante de esta temporada invierno-primavera en la que se decidirá todo.