.

.
.

martes, 23 de febrero de 2016

Nueve candidaturas en 470

Toro/Brugman, Miquel/Doreste y Gallego/Reyes en la misma imagen. Foto: Matías Capizzano

La clase 470 es la que más medallas ha dado a la vela española. Aunque haya tenido sus altibajos ha sido, es y parece que será, el referente durante mucho tiempo. Esta semana ha empezado la cuenta atrás definitiva para saber qué dos tripulaciones representaran a España en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y nueve presentan su candidatura, tres en chicos y cinco en chicas.

Desde que Toño Gorostegui y Piti Millet ganaran la plata en Montreal 76’, los éxitos se fueron sucediendo con el oro de Luis Doreste y Roberto Molina en Los Ángeles 84’, de Jordi Calafat y Kiko Sánchez Luna y Theresa Zabell y Patricia Guerra en Barcelona 92’, repetiría Zabell con Begonya Via-Dufresne en Atlanta 96’ y la plata de Natàlia Via-Dufresne y Sandra Azón en Atenas 04’.

Muchos han sido los éxitos olímpicos, mundiales y europeos en esta clase y aunque la flota en España no es tan grande como la de otros países como Francia, Italia o Gran Bretaña; sí hay tripulaciones españolas punteras siempre.

El Campeonato del Mundo que se celebra estos días en San Isidro (Argentina) es la primera regata selectiva, la segunda será el Campeonato de Europa en S’Arenal (Mallorca) y está más abierto que nunca, tanto en categoría masculina como en femenina.

Hasta Suramérica se han desplazado Onán Barreiros/Juan Curbelo, Jordi Xammar/Joan Herp y Rayco Tabares/Alfredo González en hombres y Marina Gallego/Fátima Reyes, Ángela Pumariega/Patricia Cantero, Sofia Toro/Nora Brugman, Bàrbara Cornudella/Sara López, Aura Miquel/Andrea Doreste y Silvia Mas/Paula Barceló.

La suerte está echada.