.

.
.

sábado, 27 de febrero de 2016

Primavera Pre-olímpica

La clase 470 está celebrando esta semana el Mundial 2016. Foto: Matías Capizzano

Estamos en uno de los momentos decisivos del último cuatrienio, en el que deben decidirse los nombres de los regatistas y las tripulaciones que representarán a España en los próximos Juegos Olímpicos de verano, los de Río 2016. El trabajo de cuatro años se va a decidir para muchos en los próximos dos meses, con lo cual las ilusiones, esperanzas y decepciones se repartirán por igual en casi tres cuartas partes de las clases olímpicas.


Las clases RS:X Masculino y Femenino, FX y 49er, ya han terminado sus regatas de selección. Ahora toca el turno alresto, algunos han empezado esta misma semana su ronda clasificatoria, es el caso de los 470 que se encuentran en San Isidro (Argentina) en busca de los primeros puntos que tendrán que confirmar cuáles son las dos tripulaciones españolas, de hombres y mujeres, en el Campeonato de Europa que se celebrará en la mallorquinas aguas de S’Arenal en abril.

El Laser Standard también tendrá una primavera movida, con el Campeonato de Europa que se celebrará la próxima semana en Las Palmas de Gran Canaria y la elección definitiva que será en el Trofeo Princesa Sofía Iberostar en Mallorca. Dos campos de regata muy estudiados por todos los españoles y en los que todos salen con las mismas posibilidades.

El Nacra 17 es el que ha decidido tener el sistema de clasificación más largo. De las diez categorías olímpicas será la única que lo hará en tres eventos, el pasado Mundial disputado recientemente en Clearwater (Estados Unidos), el Trofeo Princesa Sofía y la Hyères Sailing World Cup. En esta solo hay dos tripulaciones aspirantes, Iker Martínez y Júlia Rita y Fernando Echávarri y Tara Pacheco.

Y donde aún está todo en el aire es el Laser Radial y Finn, celebrarán sus Europeos en Las Palmas y en Barcelona, sin estar el país clasificado y donde España se lo jugará en ambos a una última carta en el Trofeo Princesa Sofía, donde se decidirá el todo o la nada. Los que lo consigan, que esperemos que sean las dos clases, iniciarán sus selección en Hyères en el mes de abril, de no conseguir España la clasificación olímpica, a la que solo le resta una plaza para todos los países del continente europeo que no la tengan aún, se habrá acabado todo para ellos.

Este será la primavera más intensa para el equipo pre-olímpico español de vela, donde se jugarán el todo o nada, casi a dos apuestas, lo cual no es justo ya que la ISAF tendría que premiar primera a los mejores, y si en un país hay dos tripulaciones al más alto nivel, no es de recibo que una tenga que quedarse en casa viendo los Juegos Olímpicos por la televisión. ¿No sería más lógico que hubiera un cupo para que estuvieran los mejores independientemente del país al que representen y luego otro para el resto?

En Atletismo, por poner un ejemplo, puede haber tres jamaicanos en los 100 metros lisos, porque son los mejores y dan espectáculo, ¿por qué no puede pasar también esto en vela?

Artículo publicado en ABC de la Náutica (25/02/2016)