.

.
.

lunes, 8 de febrero de 2016

Tres en uno




Esta semana volverá a ser decisiva de cara a la selección olímpica para Río 2016. Las aguas de Clearwater Beach, en Florida, acogen los Mundiales de 49er, FX y Nacra 17, todos al unísono y en el mismo lugar. El hecho que se disputen tres mundiales en un solo sitio es bueno para el espectáculo y también para economizar gastos para los equipos y federaciones.

Una vez Marina Alabau, Iván Pastor en RS:X y Támara Echegoyen y Berta Betanzos en FX –que están en Florida- ya tengan el billete en propiedad para los Juegos de Río, en Clearwater se decidirá la plaza nominal en 49er. En esta clase es la segunda regata clasificatoria, la anterior fue el Mundial de 2015 en San Isidro (Argentina), en la que los hermanos Federico y Arturo Alonso se colgaron el bronce, cogiendo unos buenos puntos de cara a la clasificación que deberán refrendar en este Mundial de 2016. También buscan la plaza Diego Botín y Iago López, que fueron novenos en Argentina y que llegan a la cita después de ganar en casi estas mismas aguas la Miami Sailing World Cup hace pocos días. Los hermanos Carlos y Antón Paz, que clasificaron al país en el Mundial de Santander, también buscarán su oportunidad. Carlos Robles también está, pero con la intención de ir creciendo y pensando más en el futuro.

En Nacra 17 se presenta una lucha, permítanme que la catalogue figuradamente como fratricida, entre dos campeones olímpicos como son Iker Martínez, que navega con Julia Rita y Fernando Echávarri, que lo hace con Tara Pacheco. En las últimas regatas que han disputado, sin ir más lejos la de Miami, en la que solo les separó un puesto y un punto, hacen presagiar que será una lucha hasta el final. En esta clase de catamarán mixto empiezan en el Mundial la clasificación y la continuarán en el Trofeo Princesa Sofía Iberostar y la Hyères Sailing World Cup. Tres regatas en lugar de las dos del resto de clases.

Será una semana intensa y muy interesante para todos. Los Juegos Olímpicos están en juego.