.

.
.

miércoles, 9 de marzo de 2016

La vela vuelve a existir para los periodistas

Foto de familia los premiados en la Gala de la AEPD. Fotos: Mariano Pozo/AS

Dicen que lo que no sale en la televisión o en los periódicos no existe. Pues bien, el pasado lunes la Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD) celebró su Gala Anual, en esta ocasión fue en la ciudad de Málaga, lugar elegido para Gala y Congreso de sus asociados. En su gala se acostumbra a premiar a los mejores deportistas del año anterior, y después de muchos años, la vela ha vuelto a ser protagonista reconociéndola a través de las figuras del vueltamundista Roberto Bermúdez de Castro y de la ridder Gisela Pulido.

En los años 90, que fue cuando empecé a participar en estas galas la vela era uno de los deportes importantes, estaba en el candelero, los regatistas eran reconocidos por sus resultados y hazañas y la federación se encargaba de que estas fueran conocidas y promocionadas.

A partir del nuevo siglo, es decir del 2001 hasta nuestros días la vela desapareció del mapa en las fiestas de los periodistas, y no será que no se han conseguido éxitos a lo largo de estos últimos 15 años, solo se les premiaba tras conseguir medallas en los Juegos Olímpicos, pero el resto de años el silencio era total y absoluto. Una pena porque ha sido oportunidades perdidas.

Roberto 'Chuny' Bermúdez de Castro recibió el premio de manos de Cristina Cubero.

Este año, cuando desde la cúpula directiva de la AEPD empezaron a surgir nombres no estaba ningún regatista en la lista, cosa ‘normal’ después de la política de comunicación de estos últimos años, no sabían de regatistas ni de resultados.

Pero para ser premiados tiene que haberse conseguido el año anterior algo grande. Desgraciadamente el 2015 no fue el mejor, pero se plantearon los nombres de Roberto ‘Chuny’ Bermúdez de Castro –al que algunos se empeñaron en rebautizarle con los nombres de Rodrigo y Ricardo- por su victoria en la Vuelta al Mundo con el Azzam y por otro lado Gisela Pulido, por la consecución de su décimo campeonato del mundo en kitesurf en la modalidad de Freestyle.

Gisela Pulido recibiendo el premio de manos de Elías Bendodo.

El hecho que es que de nuevo los periodistas españoles han vuelto a tener en cuenta la vela, y que sean ellos los que hayan dado el premio quiere decir que las cosas empiezan a cambiar. Al menos este es el objetivo.