.

.
.

domingo, 27 de marzo de 2016

To be, or not to be

La clase Finn en acción en la pasada edición del Trofeo Princesa Sofía Iberostar.

El Trofeo Princesa Sofía Iberostar es, sin ningún género de dudas, la mejor regata de vela olímpica del mundo. Y no lo digo yo, sino que es un reconocimiento de regatistas y federaciones, empezando por la World Sailing que la ha elegido como la última oportunidad para los países europeos y africanos que aún no tienen plaza olímpica, la consigan en aguas de la bahía de Palma.


Hace dos años dejó de formar parte del circuito de la Sailing World Cup, y esto aunque pueda parecer un contrasentido, creo que ha sido hasta positivo para la regata mallorquina, en la que siguen estando los mejores regatistas del mundo en todas las disciplinas.

Volviendo a la actualidad del equipo pre-olímpico español en la que estarán todos y más, es muy importante sobre todo en dos clases que se juegan el ser o no ser y su participación o no en los Juegos Olímpicos de Río del próximo verano como son las clases Finn y Laser Radial en la que se lo juegan todo a una sola carta. España está dentro del grupo de países que aún no han conseguido la plaza olímpica y solo les queda una bala en la recámara.

En Finn no están clasificados de los inscritos en el Sofía: Alemania, República Checa, Irlanda, Polonia, Portugal, Rusia y Suiza. No son pocos los países, aunque cuatro (Alemania, República Checa, Polonia, Portugal y Rusia) parecen los principales rivales para España, que tiene inscritas a ocho tripulaciones (Alex Muscat, Pablo Guitián, Miguel Fernández Vasco, Alejandro Aranzueque, Carlos Ordóñez, Jorge Navarro, Víctor Gorostegui y Andrés Iván Lloret).

Alicia Cebrián y Magda Bonet el año pasado en aguas de la bahía de Palma.

En Laser Radial faltan por clasificar de los inscritos: Alemania, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Polonia, Portugal, Rusia y Suiza. De todas ellas Alemania, Polonia y Rusia podrían ser las grandes rivales de España, aunque evidentemente cualquiera puede dar la sorpresa. España tiene inscritas diez tripulaciones (Alicia Cebrián, Martina Reino, Mónica Azón, Magdalena Bonet, Pilar Iess, Paula Lissorgues, América Cabrera, Cristina García, Aina Bauzà y Mar Piña).

Para conseguir la plaza cualquier tripulación española tiene que quedar la primera de los países no clasificados, independientemente de la posición, es por ello que tanto la World Sailing como las distintas clases, me consta que han dado instrucciones a los distintos Jurys para que estén muy atentos en el agua a cualquier maniobra para evitar el trabajo en equipo.

España tiene nivel para conseguir la plaza olímpica en los últimos Mundiales de Finn y Laser Radial en Nueva Zelanda y Omán en 2015, respectivamente se quedaron justo a las puertas. La bahía de Palma, que se conocen como la palma de la mano, valga la redundancia tiene que servir como certificado final para estar en Río.

Que Alex Muscat y Alicia Cebrián estén por delante en el ranking mundial que el resto regatistas de países no clasificados, es una primera garantía que España puede conseguir estas dos plazas que faltan para la cita olímpica.

La suerte está echada y a partir de este lunes empieza la última cuenta atrás.