.

.
.

lunes, 4 de abril de 2016

Muchos freelance, federaciones y clases

La sala de prensa del Sofía Iberostar situada en el CN S'Arenal estuvo abarrotada. Foto: Bernardí Bibiloni

Hacía prácticamente dos décadas que no iba al Trofeo Princesa Sofía. En lo que respecta a los medios de comunicación en todo este tiempo todo ha cambiado mucho, la llegada de internet ha supuesto un cambio evolutivo evidente. Había muchos periodistas acreditados y presentes, donde destacaba el hecho que el 90% eran jefes de prensa de federaciones, clases o bien freelance.

Los periodistas de los medios de comunicación tradicionales cada vez se mueven menos, ya sea por motivos empresariales o económicos. Me consta que en los Juegos Olímpicos de Río, españoles para seguir íntegramente la vela habrá uno o ninguno, supongo que EFE seguirá con su política de tener un periodista destacado al deporte que más medallas olímpicas ha dado a España en toda la historia.

El Sofía era un poco el punto de referencia por ser una de las últimas grandes regatas en este año olímpico. El barómetro estará también en el Campeonato de Europa de 49er y FX que albergará la semana que viene Barcelona y las Hyères Sailing World Cup a finales de mes en Francia.

Recuerdo en aquellos años que el servicio de prensa era mínimo, pero ahora hay que reconocer que la profesionalización es total, con un equipo humano y técnico de primer nivel, con servicios a la carta.

En cuanto a los periodistas y fotógrafos acreditados eran o bien freelance –la mayoría-, federaciones y la clases. La gran mayoría eran extranjeros, estaban federaciones como la británica, la italiana, la suiza, estadounidense y la española, y seguro que me olvido de alguna; clases como Finn y periodistas freelance llegados desde distintos puntos del mundo, británicos, franceses, japoneses, rusos y algunos españoles.

Muchos de ellos son los que te vas encontrando en las distintas regatas, pero es curioso ver que dejando a un lado los locales, los freelance que siguen la vela olímpica no son los mismos que la vela de crucero.

También es cierto que esta edición era especial siendo año olímpico y siendo una de las regatas clasificatorias para muchos equipos de cara a Río, ha sido una edición récord y esto in situ, se ha notado, y la organización del Trofeo Princesa Sofía Ibersotar, con Ferran Muniesa a la cabeza, ha estado una vez más a la altura.