.

.
.

lunes, 11 de abril de 2016

Savia nueva en 470

Jordi Xammar y Joan Herp, en primer término y Onán Barreiros y Juan Curbelo.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 tendrán dos tripulaciones de 470 debutantes en una cita de estas características. Hace cuatro años, cuando empezó la carrera olímpica nadie podía pensar que los que acabarían yendo serían dos tripulaciones formadas por dos tripulaciones casi juveniles: Jordi Xammar y Joan Herp en chicos y Bàrbara Cornudella y Sara López en chicas.

Onán Barreiros me comentaba nada más acabar el Sofía que “vaya la tripulación que vaya a Río va a dejar el pabellón bien alto”. Se refería a si iban él y Juan Curbelo o bien si iba su tripulación rival para conseguir la única plaza en juego. La fotografía del pulso entre él y Jordi salió del propio canario, lo cual da muestras de la deportividad y señorío que ha habido entre estas dos tripulaciones, competitivas al máximo, pero que al final solo podía quedar una.

El Campeonato de Europa de S’Arenal era la segunda y última regata clasificatoria tras el Mundial de San Isidro, celebrado en aguas argentinas a finales de febrero. Es decir que se preveía una regata a muerte y hasta la última manga de la última jornada varias tripulaciones han tenido sus opciones tanto en categoría masculina como en femenina.

En masculina la diferencia ha sido mínima. Si Onán y Juan partían con ocho puntos de ventaja, al final Jordi y Joan han acabado ganado por apenas uno. Ha sido una calificación muy dura, con una tripulación que subía con mucho talento con otra tripulación muy experimentada, sobre todo Onán con dos participaciones olímpicas con diplomas incluidos.

Bàrbara Cornudella y Sara López en el Europeo de 470 donde han conseguido la calificación.

En femenina la sorpresa ha sido grande. Bàrbara y Sara llegaban después de ganar el Europeo Junior en 2015 pero a priori no entraban en las quinielas ya que la competencia era numéricamente muy grande con Marina Gallego y Fátima Reyes como tripulación más veterana y a priori con más opciones, con dos campeonas olímpicas como Ángela Pumariega y Sofía Toro que tras ganar el oro en Londres centraron todos sus esfuerzos y energías en el 470 con Patricia Cantero y Laura Sarasola y Nora Brugman. Y la incursión en el último momento de Silvia Mas y Paula Barceló, que han hecho un Europeo espectacular. El gran Mundial que hicieron Cornudella y López les ha valido al final para ser ellas las que estén el próximo mes de agosto en Río.

Cuando tienes relación con estos regatistas, te encuentras con sentimientos encontrados. Te alegras por los que van, pero te duele por los que se quedan fuera. Pero así es este deporte, solo puede ir uno.