.

.
.

martes, 17 de mayo de 2016

Podía haber sido peor

El remolque de 470 Femenino chileno volcado camino de Río. Foto: Esteban Gómez

El equipo chileno de 470 Femenino sufrió un buen susto cuando se encontraba camino de Río de Janeiro, cuando el coche que transportaba un barco y una lancha se estrelló cuando estaba llegando a la ciudad carioca. Las regatistas Nadja Horwitz y Sofía Middleton, que representarán al país suramericano en los Juegos Olímpicos habían viajado días antes en avión, y estando ya instaladas en Río se enteraron del accidente y de la pérdida de su material. Afortunadamente, y a tenor de las imágenes, es un milagro que los ocupantes del vehículo no hubieran sufrido daños personales de importancia.

Cuántas veces hemos dicho: ¡pocos accidentes pasan! Los regatistas y entrenadores hacen miles de kilómetros al año con furgonetas y remolques con barcos y lanchas, para ir a las regatas. Muchas horas al volante, de día y de noche, y por fortuna pocos accidentes de importancia ocurren.

Este, a 75 kilómetros de Río de Janeiro, podía haber sido fatal. El coche con remolque tuvo que esquivar un camino que se cruzó por su camino, y así acabaron en la cuneta boca abajo, después de caer por un barranco.

Estado en que quedó el coche que transportaba el 470 chileno.

El equipo chileno está evaluando ahora los daños sufridos por el 470 con el que tenían previsto participar en los próximos Juegos Olímpicos de Río el próximo verano, si se puede reparar, o tendrán que hacerse con otro barco.

Todo quedó en un susto, pero podía haber sido fatal.