.

.
.

lunes, 20 de junio de 2016

La vela murciana se rebela

Los Snipe han sido siempre una referencia en las playas murcianas.

El presidente de la Federación de Vela de la Región de Murcia, Pedro Román, ha dicho basta y se ha rebelado, después de ver como las administraciones públicas en lugar de fomentar el deporte, le ponen trabas una y otra vez. Murcia tuvo el primer CAR de Vela de España, fue un ejemplo a seguir, pero los políticos se han encargado de que lo que llegó a ser un lugar de referencia, sea ahora un lugar donde parece que la vela molesta.

En los años 90, recuerdo el CAR de Murcia como una instalación de referencia. Se celebraban permanentemente en aguas del Mar Menor, ya fuera en el propio CAR o en sus clubes regatas de nivel nacional e internacional. El año pasado parecía que se quería volver a recuperar aquél espíritu, fue con la celebración del Europeo sub-21 de Laser, pero desgraciadamente me parece que fue más un espejismo y la ilusión de unos pocos, que una realidad fehaciente.

En los últimos meses Román ya ha venido denunciando las trabas a las que se enfrentan todos los días. El pasado 17 de septiembre mandó una carta a la Demarcación de Costas en la que solicitaba que “las embarcaciones a Vela fundamentalmente necesita EL USO DEL ESPACIO DEL DOMINIO PUBLICO MARÍTIMO-TERRESTRE para iniciar cada día su actividad, desde la Federación de Vela de la Región de Murcia le solicitamos formalmente que la práctica de la Vela específicamente y de los restantes deportes náuticos por extensión, adquiera la calificación que se requiere, para que de forma normalizada, se pueda hacer un uso compartido de determinadas playas entre los derechos de los bañistas y el de los deportistas y aficionados a la navegación; debemos ser autorizados para ello y para poder varar los mismos como siempre ha sido, frente a esos accesos o ubicaciones que previamente se determinen.

Según el artículo 32.1 de la Ley (así como el art.60 del Reglamento) “Artículo 32.1. Únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para aquellas actividades o instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación”.

El silencio administrativo ha sido la respuesta a esta misiva, y no se permite entrar en las playas a vela ni por los canales señalizados al efecto.

Es por ello que Román anunciaba este mismo domingo en su facebook que “Mientras en muchas playas se fomenta la vida sana y la navegación, en Murcia se limita y multa a quien práctica este deporte. ¿Hasta cuándo? ¿Cuando se darán cuenta nuestros Consejeros, Presidentes y demás tropa que los deportes náuticos es el mejor y mayor exponente que podemos añadir a nuestra oferta de sol y playa?

Yo seguiré luchando por un derecho que nos han anulado y luchare, y luchare hasta ver cómo hace años a un niño mirando cómo se arbola un barco en la arena”.

Se trata de un presidente que vive por su deporte, y ante las dificultades se crec. Y ahí está, defendiendo a sus federados, que no son pocos.