.

.
.

sábado, 1 de octubre de 2016

Cuestión de concepto*

El Puerto de Sotogrande ha hecho este año doblete con los RC 44 y los GC 32. Foto: J. Renedo

Llevamos unos años en los que los armadores españoles a los que les gusta competir al más alto nivel están desaparecidos. También es cierto que la cultura de armador como se tiene en otros países como Francia, Estados Unidos o Suiza, por contra en España no existe, y en el caso de existir, prefieren proyectos más bien locales.

De la misma forma que los armadores puros no están en los grandes circuitos mundiales, caso de TP52, RC44, Extreme o GC42. Sí hay armadores de Swan, pero prefieren navegar en regatas de segundo nivel o de tiempos compensados, como mucho hacen algún mundial si les cae más o menos cerca. Evidentemente son opciones muy loables, en donde prima la diversión personal a la alta competición.

Circuitos como los que he comentado anteriormente no tienen ni un solo armador español pero curiosamente están encantados de navegar en España. Sin ir más lejos este año los TP han ido a Calvià y Mahón, los RC44 a Sotogrande y los GC 32 a Palma y Sotogrande. Algunas sedes apuestan por ellos, pero los patrocinadores y posibles armadores españoles, parece que no tanto.

Lo mismo pasa con los patrocinadores. En otros países los patrocinadores están encantados con la vela, y esto que no hay exenciones fiscales, que por un lado han ido muy bien, pero por otro la mayoría de empresas si no hay descuentos por parte del fisco por patrocinar algo parece no importarles en absoluto.

Me aseguran que el año que viene en GC32 habrá un proyecto español. A ver si se confirma y vemos a un doble medallista olímpico al frente de un equipo. También en RC44 parece que se está avanzando y podría también haber esta posibilidad. Ya es un avance.

Pero lo que es triste es que ahora que llega a Vendée Globe sí haya un regatista que se ha dejado todo lo materialmente posible, me refiero a dinero, y no haya habido ni una sola marca en apostar por él. Y será que no se han recorrido despachos de grandes empresas y directores de marketing.

Dídac Costa ha costeado de su bolsillo el estar el día 6 de noviembre en la salida de la vuelta al mundo en solitario. Estar ahí es ya un sueño para él, pero también está siendo una odisea. Con o sin patrocinador, estará. Lo que es seguro es que la marca que apueste por él no se arrepentirá. El tiempo corre, pero siempre se está a tiempo de estar ahí.

Artículo publicado en ABC de la Náutica (29/09/2016)*

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí