.

.
.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Problemas y nuevo récord en Leeuwin

El francés Romain Atanassio parece ver el OFNI con el que chocó su barco.

La entrada al Océano Índico está suponiendo una auténtica escabechina para la flota de la Vendée Globe. Esta vuelta al mundo es además de una competición deportiva, un ejercicio de supervivencia. Ya son cinco los retirados oficialmente y dos más podrían tener sus días contados.

A los ya caídos MACFS, PRB, Safran, Initiatives Coeur y Spirit of Yukoh, hay un barco que se dirige hacia Ciudad del Cabo, el Famille Mary-Étamine de Lys de Romain Attanassio que chocó con un objeto cuando se encontraba al sur de Suráfrica e intentará reparar cerca de tierra. El otro damnificado es uno de los favoritos, el Edmond de Rotschild de Sébastien Josse que ha visto dañado uno de sus foils –el de babor- y lo tiene muy complicado, ya que se encuentra al suroeste de Australia navegando en el límite del perímetro de seguridad de hielo. Es además el barco que está más al sur de toda la flota, con lo que no lo tiene fácil, además se encuentra en mitad de una tormenta. También ha tenido algún pequeño problema el One Planet One Ocean, pero Didac Costa ha comunicado que todo sigue en orden mientras sigue recuperando millas al TechnoFirst-face Ocean de Sébastien Destremau al que tiene a tiro de piedra a menos de 50 millas.

En cabeza Armel Le Cléac’h con Banque Populaire y Alex Thomson con Hugo Boss siguen pulverizando récords. La evolución de los IMOCA 60 con foils está suponiendo que sean barcos muy potentes y rápidos. Están situados cuatro entre los cinco primeros. El hecho es que los dos primeros han mejorado en más de 5 días el récord en el paso por el Cabo Leeuwin que tenía en su poder el ganador de la pasada edición, François Gabart.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí