.

.
.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Suerte dispar en Melbourne

Iván Pastor -derecha- en el podio con la medalla de plata. Foto: Marina García/World Sailing

Estar en la Sailing World Cup Final no es cosa fácil, no es una competición abierta y si además se disputa en Melbourne la cosa se complica, más que nada por aquello de la gran distancia que hay de Australia tanto con Europa como con América. Aún así han participado siete tripulaciones españolas, de las cuales cuatro llegaban con opciones de podio a la Medal Race. Dos lo consiguieron, dos lo perdieron.

La Medal Race tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero en realidad se tiene mucho más que perder que ganar. El trabajo de una semana entera se puede echar por los suelos en 30 minutos, ya que es una regata corta que puntúa doble y no es descartable.

Al final de las cuatro opciones que había Iván Pastor en RS:X Masculino y Florian Trittel en Fórmula Kite fueron los que subieron al podio en segunda posición. El alicantino supo ser conservador y mantener posiciones para asegurarse la plata y el catalán que partía tercero fue capaz de sobreponerse y acabar segundo en la general.

Florian Trittel -izquierda- con el brazo levantado y con su medalla. Foto: Marina García/World Sailing

Peor suerte corrieron Marina Alabau en RS:X Femenino y Diego Botín y Iago López Marra en 49er, también partían segundos pero ambas tripulaciones hicieron un fuera de línea en la Medal que fue fatal para ellos, ya que perdieron sus privilegiadas posiciones y cayeron del podio. En el caso de Botín y López Marra salía un punto por detrás de los hermanos Phillips, pues bien, los australianos también hicieron fuera de línea, con lo que ganaron los terceros en discordia, los austríacos Bildstein/Hussl.

Con la final de la Copa del Mundo se cierra una temporada y un ciclo olímpico. A partir de ahora se abre otra. La Christmas Race que empieza en Palamós a partir de la semana que viene será la que abra el camino.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí