.

.
.

lunes, 23 de enero de 2017

Miami como punto de partida

Los entrenadores empezarán a ver las evoluciones de todos sus regatistas. Foto: Jesús Renedo/World Sailing

Un nuevo ciclo olímpico con Tokio 2020 en el horizonte sube el telón en Miami. Los Juegos Olímpicos de Río 2016 son historia y solo resta mirar hacia adelante. Es el momento en que los aspirantes a olímpicos en Japón empiecen a ponerse las pilas, aunque sea con relativa calma. La propia World Sailing se lo toma con tranquilidad con tan solo tres regatas dentro del circuito de la Sailing World Cup: Miami, Hyères y Santander.

La Sailing World Cup de Miami es un clásico de inicio de cada temporada y tras el pre-calentamiento en la Christmas Race de Palamós, en la regata americana compiten hasta catorce tripulaciones españolas. No está nada mal por ser año post-olímpico.

Es un momento de probarse de nuevo con muchos de los que estuvieron en Río y empezar a ver el nivel en que se encuentra cada uno. Entre los españoles compiten cinco de los que ya compitieron en Río y el resto son los jóvenes valores que llegan apretando fuerte en las distintas clases.

2017 será el año en que empezarán a ponerse las cosas en su sitio y donde las tripulaciones tendrán que empezar a demostrar cuáles son sus expectativas a título individual y como equipo. Seguro que será una selección sura, como es siempre, pero lo importante es que al final vayan a Tokio los mejores.

Como se dice en estos casos. Mucha suerte y que gane el mejor.

Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí