.

.
.

lunes, 27 de febrero de 2017

En manos de 116 asambleístas*

Mesa del estamento de Jueces, Árbitros y Medidores en la elección a asambleístas.

Entramos en el último mes de estas eternas elecciones a la Real Federación Española de Vela. Se han ido pasando etapas, elecciones internas hasta llegar al momento final y que culminará el día 25 de marzo.


Ahora es el momento de los aspirantes a candidatos para presentar los avales. Los asambleístas son los 18 presidentes de Federaciones Territoriales –que son miembros natos- y el resto está compuesto por clubes, técnicos y jueces, que han sido elegidos y que suman un total de 98. Estos son los que realmente decidirán los designios de la federación, ya que de ellos dependerá la elección al presidente para los próximos cuatro años. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad máxima y algunos, y no se sí saben del valor que tiene su voto. ¡O, sí!

A fecha de hoy todo apunta a que habrá tan solo dos candidatos, Julia Casanueva y Jesús Turró. A partir del día 17 de febrero hasta el 2 de marzo está abierto el plazo para presentar las credenciales, es decir un mínimo de 18% de los avales de los asambleístas. Y visto el resultado, no parece que ninguno de los dos tendrá excesivos problemas para hacerlo.

A partir de ahí será el momento que se vayan trabajando el voto individual y convencer a los indecisos que su programa es el mejor para la vela española. Como en todo en la vida y en la política están los que tienen clara una de las opciones, ya sea por interés o por convicción; y los que buscan otras opciones ya bien sea la continuista o la alternativa o de cambio.

El que mejor haga su discurso, probablemente se lleve el gato al agua ¡O, no! Las elecciones a las federaciones no son nada fáciles, sobre todo a la hora de elegir a los asambleístas. El sistema que impone la Ley del Deporte del Consejo Superior de Deportes, para todas igual, es complicadísimo y al final, entre los que no se enteran y las dificultades que hay para saber que federados pueden votar o no; unido a que el voto por correo es complicado de realizar y además es de pago, hacen que muchos, o bien no les llega el voto o bien, si no están muy involucrados en esta historia, pasen olímpicamente de votar.

A lo mejor, en pleno siglo XXI, no estaría mal modernizar un poco nuestras instituciones y facilitar la participación de la mayoría de la gente, ya que al menos en estas elecciones, hemos seguido anclados en el pasado. Esto facilitaría mucho más el trabajo de los propios potenciales votantes, y también de los propios empleados de la federación, que hay momentos que se ven desbordados por este sistema arcaico al que está sometido el sistema.

Estamos en la recta final de saber quién será presidente. Muy importante para reactivar una federación que lleva años con muchos problemas económicos, pero que tiene que volver a sacar la cabeza y ser una de las referencias no solo en España sino en el mundo.

Sea quién sea el presidente. Trabajo no le faltará.


Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí