.

.
.

lunes, 27 de marzo de 2017

Recibimiento a lo Vendée

El One Planet One Ocean entrando en Barcelona escoltado por multitud de embarcaciones. Foto: Mireia Perelló

Dídac Costa cumplió su sueño de hacer una Vendée Globe. Si la salida es espectacular, la llegada es probablemente mucho más emotiva. Es la culminación a conseguir deportivamente lo máximo para un regatista oceánico, dar la vuelta al mundo en solitario y ser recibido por centenares de personas en Les Sables d’Olonne.

Pero Dídac y el viejo One Planet One Ocean tuvieron un segundo recibimiento similar al de Les Sables, con la diferencia que en esta ocasión fue en su casa, Barcelona y con la gente más cercana, familiares, amigos, niños y cientos de aficionados que salieron a esperar al One Planet One Ocean en la bocana del puerto y luego en base de la Fundació per a la Navegació Oceànica de Barcelona, donde le rindieron honores los Bomberos, compañeros de trabajo de Costa.

De ahí salió hace casi medio año y aquí ha vuelto, con un mérito terrible después de haber sufrido lo indecible para estar en la línea de salida –por dos veces- y en la de llegada.

Dídac hizo solo la vuelta al mundo pero en este trayecto le acompañaron antes durante la preparación del barco y durante las 24 horas del día a distancia mientras navegaba su equipo en la sombre capitaneado por Jordi Griso, que se ha dejado como Dídac el alma en este proyecto, o su compañero en la Barcelona World Race, Aleix Gelabert, además de Aitor Ocerín y Trabal Peña, entre otros.

Por unas horas el puerto de Barcelona se convirtió en Les Sables d’Olonne recibiendo a su héroe.

Vídeo publicado por Mundo Deportivo, realizado por Begoña Villarrubia y Pep Morata.



Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí