.

.
.

domingo, 2 de abril de 2017

La semilla está sembrada

Los regatistas españoles que han subido al podio del 48 Trofeo Princesa Sofía Iberostar. Foto: Tomàs Moyà.

El Trofeo Princesa Sofía Iberostar ha sido la primera gran piedra de toque la temporada para los regatistas españoles que aspiran a estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Aunque faltan aún tres años y medio para la próxima cita olímpica, tras volver de Río sin ningún metal, era momento de hacer borrón y cuenta nueva y cambiar el chip de cara a Japón.

En la bahía de Palma han estado prácticamente todos los grandes. El nivel técnico y deportivo que tiene la regata hace que sea la preferida para la mayoría de equipos y de federaciones. Los números son evidentes: 646 barcos y 833 regatistas representando a 53 naciones.

Pues bien, los españoles han aprobado con nota y estando en prácticamente todas las finales y consiguiendo cinco podios.

Veteranos y jóvenes han despuntado y esto hace que el equipo que se presenta tenga muy buena pinta. Un primero, dos segundos y dos terceros son la cosecha española. El oro para Fernando Echávarri y Tara Pacheco  en Nacra 17. Las platas para Iván Pastor y Diego Botín y Iago López Marra en RS:X Masculino y 49er y los bronces para dos 470 en chicos Jordi Xammar y Nico Rodríguez y Silvia Mas y Patricia Cantero.

También estuvieron en las finales Marina Alabau en RS:X Femenino, Martina Reino en Laser Radial, Joel Rodríguez en Laser Standard, los hermanos Federico y Arturo Alonso en 49er, las hermanas Carla y Marta Munté en FX y Sergi Escandell en RS:X Masculino.

Lo siguiente es que se defina la dirección de preparación olímpica y a la vuelta de la esquina está la Semana Olímpica de Hyères, la regata intermedia de la World Cup en la que se definirán los nombres que participarán en la Final de Santander.

Por el momento la semilla está sembrada. Ahora tocará regarla bien.

Sígueme en facebook
Para leer las últimas noticias de Vela en Layline pinchar aquí