lunes, 5 de junio de 2017

¡Que no falte de nada!

Santander fue una fiesta para dar la bienvenida a las 2017 Series World Cup Final.

Esta semana se celebrará la 2017 Series World Cup Finals-Santander, que es nombre real de lo que algunos llaman Copa del Mundo. En realidad es una regata con una participación muy reducida, mucho menos que cualquier regata de clases olímpicas, ya que en participa por los resultados obtenidos en las regatas de Miami y Hyères o a través de una especie de will cards.

Esta regata nada tiene que ver con el Mundial de Vela Olímpica de 2014, que fue un auténtico desmán, sobre todo económico y del que aún no se han aclarado algunos temas.

Pero yendo al caso que nos conlleva. Estas 2017 Series World Cup Finals-Santander se concedieron de forma exprés, después que la World Sailing se encontrara sin sede final. Pero ahí apareció la Federación Española de Vela y el Club Marítimo de Santander como ‘salvadores’ de la situación.

Ahí sí que estuvieron hábiles y rápidos los interlocutores para convencer sobre todo al Ayuntamiento de Santander para que pagara la fiesta, que a través del Instituto Municipal de Deportes hizo una reserva de 537.256,21 euros. Y parece que las públicas Loterías y Apuestas del Estado vuelven a aportar una buena cantidad para ello como ya ocurriera en 2014, no se podía esperar menos del Consejo Superior de Deportes, complice necesario.

En el convenio firmado por ayuntamiento y club la aportación municipal se divide principalmente en tres partidas:

a) 270.038.86 € para organizar la parte deportiva.

b) 30.000 € abonados a la World Sailing como canon.

c) 237.217.35 € para la contratación de actividades y servicios complementarios.

Deportivamente no están todos los que deberían estar, y faltan nombres españoles muy importantes, y ya no digamos extranjeros, pero esto ya es otro cantar. Este evento ha sido pensado sobre todo como escaparate local. Lo que pase en el agua ya veremos, lo importante es la fiesta, que para eso las instituciones públicas han pagado por ella.

Una aportación generosa la de Santander, de la cual hay que congratularse de que haya una Ciudad, una Comunidad y un Estado que sigan apostando y aportando tanto dinero para un evento de vela.

Con este presupuesto no puede faltar de nada.